Buenos Aires, 22/11/2017, edición Nº 1834

¿Qué drogas ilegales circulan en la Ciudad de Buenos Aires?

Parabuenosaires ha realizado una investigación sobre cuales son las drogas ilegales que circulan en la ciudad. Las investigaciones policiales y allanamientos solo han dado con un pequeño porcentaje, con la punta del iceberg, de lo que en verdad se vende. Les presentaremos los nombres y los efectos de cada uno de los químicos. Se sorprenderá al ver que hay más de uno que nunca oyó nombrar. Por Alan Ojeda (CABA)...

Parabuenosaires ha realizado una investigación sobre cuales son las drogas ilegales que circulan en la ciudad. Las investigaciones policiales y allanamientos solo han dado con un pequeño porcentaje, con la punta del iceberg, de lo que en verdad se vende. Les presentaremos los nombres y los efectos de cada uno de los químicos. Se sorprenderá al ver que hay más de uno que nunca oyó nombrar.

Por Alan Ojeda

web.22

(CABA) El mercado de las drogas se expandió de forma inimaginable. El centro de monitoreo europeo para drogas y adicciones (una agencia similar a la DEA en EU) afirma que el año pasado aparecieron al menos 73 nuevas sustancias solamente el año pasado en el mercado de las drogas. Las matemáticas son sencillas: más de una a la semana; más de 200 en los últimos 5 años. Este fenómeno no solo vuelve imposible de regular el narcotráfico, ya que la modificacion más mínima en una molécula la puede transformar en una droga legal no contemplada en ninguna legislación, sino que también vuelve aun más peligroso el consumo, ya que es imposible saber a corto plazo los efectos secundarios de los nuevos químicos. Lejos quedaron las épocas donde las drogas eran sobre todo cuatro: Cocaina, LSD, éxtasis y marihuana. Ahora se han sumado un sin número de nuevas “smart drugs” o drogas de diseño que escapan al ojo policial, pero no al de los consumidores.

Marihuana (Prensado Paraguayo) (Muy frecuente)

paragua2

En sus orígenes, la Cannabis tiene dos variedades principales: índica y sativa. Algunos autores señalan una tercera variedad que es la rudelaris, pero la mayoría sólo reconocen las dos primeras. No obstante, hoy en día se pueden adquirir semillas de Cannabis de más de un centenar de variedades diferentes en general desarrolladas genéticamente por estadounidenses y holandeses a partir de variaciones, hibridaciones y polihibridaciones.

La planta de Cannabis contiene alrededor de 400 sustancias químicas diferentes, 60 de las cuales están estructuralmente relacionadas con el tetrahidrocanabinol delta-9 o THC, que es el principal psicoactivo de esta planta. También contiene otros cannabinoles como el delta-8 que es el segundo activo; el resto de ellos son inactivos o activos débiles que tienen el potencial de aumentar su actividad junto con el THC.

La concentración de sustancias psicoactivas depende de la variedad de la Cannabis: las más psicoactivas son la índica y la sativa y la menos concentrada es la rudelaris.

La cantidad de THC varía entre 1 y 4% en los cultivos americanos y de 5 a 15% en las plantas asiáticas más resinosas. En las variedades genéticamente desarrolladas por lo general se busca que los valores sean los más altos posibles.

Lejos de lo que es la plata, lo que se conoce como marihuana en la Televisión y en la sociedad, lo que se ve en la televisión cuando la policía incauta unos ladrillos llenos de cinta se llama “prensado paraguayo”. El adjetivo es obvio y se refiere a su lugar de origen. Respecto del nombre “prensado” se lo llama así porque no es el producto puro, sino que es algo similar a un rejunte de partes de la planta, sellada con diversos químicos y compactada para que parezca un ladrillo o piedra.

LSD (Poco frecuente)

Pink_Elephants_on_Parade_Blotter_LSD_Dumbo

La dietiltiamida del ácido lisérgico o LSD es un compuesto semisintético derivado del hongo Claviceps purpurea que se encuentra en estado silvestre parasitando cereales o se cultiva en laboratorios criogénicos para preparar fármacos hechos a base de ergotamina y dihidroergotamina como el Cefargot® y el Bellergal®, medicamentos que se utilizan contra la migraña y transtornos nerviosos.

Su principal vía de administración es la oral. Sus efectos comienzan entre los 15 y 30 minutos después de la ingestión y se prolongan hasta por 12 horas, cosa bastante desconcertante para los científicos ya que la metabolización se lleva a cabo en un tiempo récord (aproximadamente dos horas), comparada con la de otros psicoactivos, y aunque técnicamente ya ha abandonado el organismo, sus efectos se prolongan durante aproximadamente 10 horas más. Se sabe que la LSD actúa de forma selectiva como agonista en el receptor de 5-HT, con ello disminuye la actividad espontánea del Sistema Nervioso Central pero aumenta la actividad por estímulos periféricos, provocando alteraciones importantes en la esfera perceptual, principalmente a nivel visual.

La dietilamida del ácido lisérgico fue comercializada como especialidad farmacéutica a partir de 1947 bajo el nombre comercial de Delysid (LSD 25), en grajeas de 0,025 mg y ampolletas bebibles de un centímetro cúbico, equivalente a 0,1 mg, junto con un prospecto que aconsejaba su uso básicamente en dos circunstancias:

a) Relajación psíquica en la psicoterapia analítica, y en particular en las neurosis de angustia y obsesivas.
b) Experimentos sobre la naturaleza de la psicosis.
El prospecto aseguraba: “El Delysid permite al médico, por autoexperimentación, tener una idea de las sensaciones percibidas por el enfermo. Facilita el estudio de los problemas patógenos, provocando en sujetos normales psicosis artificiales experimentales de corta duración.” También se recomendaba en el tratamiento del “alcoholismo crónico”, al tiempo que se formulaban las siguientes precauciones de uso: “El Delysid es capaz de reforzar un estado psíquico patológico. Esta sustancia debe ser administrada con gran prudencia en sujetos que tienen ideas de suicidio o cuando es de temer el desencadenamiento de una psicosis. La labilidad psicoafectiva y la tendencia a los actos impulsivos pueden persistir, excepcionalmente, algunos días después de tomar el producto.” Por último, se mencionaba un antídoto para ser usado en casos extremos: “los efectos psíquicos del Delysid pueden ser cortados rápidamente por una inyección intramuscular de 50 mg de clorpromacina”.

Según afirma Richard Yensen en su libro Hacia una medicina psiquedélica, desde que los investigadores recibieron la LSD y la probaron “reinó el pandemonium” y no se produjo ningún consenso respecto a su utilización terapéutica: “Muchos psiquiatras tenían la sensación de que los efectos [de la LSD y otras substancias similares] sobre la conciencia humana imitaban la enfermedad mental; otros proclamaban que se podía utilizar el efecto de estas substancias para abreviar un largo psicoanálisis, mientras que unos terceros tenían la sensación de que podían proporcionar fe a la gente desesperada”

Las dosis bajas generan hilaridad, aceleran los pensamientos, traen a la mente recuerdos vívidos, provocan asociaciones libres y algunas visualizaciones. Las dosis psicodélicas ocasionan un colapso temporal sobre la percepción y usualmente llevan a introspecciones profundas en las que se trasciende el ego y se tiene alguna clase de experiencia mística.

Éxtasis (Cristal o pastillas) No confundir con la Metanfetamína Cristal (Muy frecuente)

MDMA

En 1912 la compañía Merck aisló accidentalmente la MDMA (3,4-metilendioximetanfeta-mina), Al no encontrarle un aplicación médica concreta, los laboratorios abandonaron su investigación. Entre 1953 y 1954 el ejército estadounidense retomó las investigaciones. Aunque los primeros datos biológicos sobre las mismas se publicaron hasta 1973, no fue sino hasta la década de los 80, cuando personajes como el químico estadounidense Alexander Shulguin, la trajeron de nuevo a la luz pública. Según sus propias palabras: “Rescaté esta sustancia por sugerencia de un amigo. La probé y escribí mucho sobre ella en las revistas médicas. Descubrí que tenía notables beneficios terapéuticos. En su momento representó la aparición de una nueva familia de agentes que permiten al individuo expresar y experimentar contenidos afectivos reprimidos por las barreras culturales.” El MDMA alcanzó gran popularidad entre la cultura underground californiana y entre la clientela de los clubes nocturnos. Los vendedores, en una acción de marketing, la rebautizaron con el nombre de éxtasis. En 1985, el gobierno estadounidense declaró esta sustancia ilegal a pesar de que numerosos científicos argumentamos sobre sus propiedades para hacer aflorar pensamientos y recuerdos reprimidos.

Al estar clasificada como un entactógeno (generador de contacto intersubjetivo a niveles profundos), varios psicólogos y psiquiatras la incluyeron en sus terapias reportando excelentes resultados hasta antes de su prohibición. Ann Shulgin, investigadora de sustancias psicoactivas, asegura que es una herramienta extraordinaria para descubrir recuerdos reprimidos. El Dr. Grinspoon, profesor de psiquiatría en Harvard, dice que ayuda a la gente a ponerse en relación con sentimientos habitualmente no disponibles. El Dr. Ingrici, profesor de Cambridge que usó la droga con más de 500 pacientes, la considera muy útil para curar miedos. El psiquiatra G. Greer, definió la terapia con esta droga como un modo de explorar sentimientos sin alterar percepciones, sugiriendo que incrementa la propia estima y facilita una comunicación más directa entre personas reunidas por algún vínculo, por lo que uno de sus mejores campos de acción está en el de parejas que se quieren conocer a sí mismas para desarrollar su personalidad. Por último, un grupo de psicólogos californianos publicó un manifiesto donde se afirma que tiene el increíble poder de lograr que las personas confíen unas en otras.

Dosificación

Las dosis bajas están entre los 50 y 75 mg; las medias entre 125 y 160 mg; las altas entre 180 y 200 mg; y las letales sobrepasan el medio gramo.

Efectos psicológicos y fisiológicos

Inicialmente se experimenta una sensación de euforia y bienestar, aunque un pequeño porcentaje de personas presentan turbación, ansiedad o tensión. No se sabe con certeza si este efecto proviene de la propia MDMA o de algún adulterante, lo más probable es que sea esto último, pues los pocos estudios clínicos que se han realizado utilizando MDMA pura no reportan nada al respecto.

Después de 15 o 30 minutos el ímpetu se reduce, varios consumidores consideran que ésta es la etapa “más rica” de la experiencia pues suele relacionarse con la contemplación, la meditación y las experiencias empáticas. Los sentidos que más se potencian son el tacto y el oído.

Potencial de dependencia

No hay indicios de que la MDMA provoque adicción física; sin embargo es muy probable que algunas personas puedan llegar a adquirir dependencia psicológica a esta sustancia debido a sus efectos subjetivos. La tolerancia aumenta ante administraciones consecutivas. De manera general, se acepta que la frecuencia máxima con que es posible consumir esta droga sin que disminuyan sus efectos es de una semana. En cualquier caso, la tolerancia es menos marcada que la de anfetaminas, tranquilizantes o somníferos.

25c (Muy frecuente)

2c-i-nbome_powder__i2012e0343_disp

Es una droga psicodélica y derivada de la feniletilamina sustituida psicodélica 2C-I. Fue descubierto en 2003 por el químico Ralf Heim en la Universidad Libre de Berlín.

Los efectos del 25I-NBOMe suelen durar entre 6-10 horas si son administradas de manera sublingual o bucal.7 Si es insuflado los efectos duran entre 4-6 horas. Sin embargo los efectos pueden durar mucho más tiempo dependiendo de la dosis, una duración de más de 12 horas se han reportado.

El 25I-NBOME también puede ser vaporizado e inhalado, puede causar efectos significativamente más rápido y de menor duración del que se podría esperar, causado por la diferencia en la vía de administración. No se recomienda esta vía de administración, a menos que se utilice medición precisa del líquido, la medición y manipulación de la sustancia activa esta en el rango de microgramos.

Pese a lo que se ha estado diciendo en televisión, esta droga no es más potente que la LSD sino mas tóxica y en dosis altas incluso puede generar la muerte, cosa imposible con la diletamina de ácido lisergico.

2-ce y feniletaminas de la misma familia (Poco frecuente)

2C-E Powder

2C-E (2,5-dimetoxi-4-ethylphenethylamine) es un psicodélico y fenetilamina de la familia 2C. Fue sintetizado por primera vez por Alexander Shulgin. Es comúnmente activo en el rango de 10-20 mg, por vía oral o nasal y altamente sensible a tal dosis. Insuflando (administración de la sustancia química por vía nasal) requiere una dosis mucho menor, típicamente no superior a 10 mg.

Efectos alucinógenos similares a los del 25i, pero menos potente.

Catinonas (En pastillas, lo venden en lugar del éxtasis o lo usan como adulterante) (Muy Frecuente)

La catinona (?-Cetoanfetamina) es un alcaloide monoaminico encontrado en el arbusto Catha edulis (Khat, qat o cat). Esta estrechamente relacionada con la efedrina, la catina y otras anfetaminas y es probablemente el principal contribuyente al efecto estimulante de la Catha edulis. A nivel internacional, la catinona está bajo fiscalización bajo el Convenio sobre Sustancias Psicotrópicas.

Se ha demostrado que la S-(-)-catinona es metabolizada estereoselectivamente a R,S-(-)-norefedrina. Dado que las hojas de khat también contienen este último compuesto, su concentración en plasma pueden resultar de una combinación de norefedrina absorbida y el producto del metabolismo de la catinona.
En un estudio cuatro voluntarios masticaron hojas de khat en una cantidad equivalente a una cuarta parte de la utilizada en una sesión de khat típico. La farmacocinética de los alcaloides del khat en los seres humanos explican por qué la masticación es la forma preferida de la ingesta de khat. Los sujetos absorbieron una dosis media de 45 mg de catinona sin sufrir ninguna reacción adversa grave.

Los datos de 34 pacientes consecutivos, con edades 16-54 años fueron analizados. La cantidad consumida fue de 6 cápsulas (por ingestión 32, y por inhalación 2). Las principales manifestaciones clínicas fueron dolor de cabeza, vómitos, hipertensión, náuseas, taquicardia, disnea, dolor torácico, y mialgia. Las principales complicaciones fueron la isquemia miocárdica (3), edema pulmonar (2), y hemorragia intracerebral (1), todo en pacientes jóvenes. El tratamiento fue de apoyo, un paciente fue sometido a neurocirugía. La exposición a catinona sintetizada ilícitamente se asoció con toxicidad grave cardiovascular y neurológica, incluso en sujetos jóvenes

GHB (Poco frecuente)

ghb2

El Ácido Gama Hydroxybutírico (GHB) es producido naturalmente por el cuerpo en pequeñas cantidades, aunque todavía no está clara su función neurológica. Se sabe que es un precursos inmediato del neurotransmisor GABA que regula el estado de vigilia, la actividad física y el sueño. El GHB protege a las células de la falta de oxígeno y también tiene capacidades neuroprotectoras. Fue sintetizado artificialmente en 1960 por el Dr. Henri Laborit para utilizarlo en sys estudios deol neurotransmisor GABA. Tuvo algunas aplicaciones terapéuticas, como agente anestésico y tratamiento de la narcolepsia. Posteriormente se consumió entre los aficionados al fisicoculturismo hasta su prohibición en el año 2000.

Dosificación

Es muy difícl de calcular su dosis cuando se adquiere el GHB ya diluido en agua, porque no se sabe la concentración que pueda contener. En estado sólido (en forma de polvo) una dosis baja es de 0,5 a 1 g; una dosis media es de 1,5 g; más de 2 gramos pueden inducir un sueño muy pesado o incluso un coma en personas muy sensibles. Las sobredosis peligrosas comienzan a partir de los 4 g y una dosis letal sobrepasa los 8 g.

Efectos psicológicos y fisiológicos

En dosis moderadas puede tener efectos empáticos. Se observa una sensación de bienestar similar a la borrachera después de haber consumido unos 3 ó 4 tragos, con sentimientos de empatía, deseos de hablar y socializar, relajación muscular y pérdida de la coordinación debido a la pérdida de tono muscular. Se reporta una sensibilidad incrementada hacia la música y el sentido del tacto. Dosis mayores provocan desde mareo, náusea, dificultades de concentración, perdida de reflejos y sueño, hasta vómitos, pérdida de control muscular, inmobilidad, problemas respiratorios, pérdida de la conciencia y coma.

Potencial de dependencia

Produce tolerancia y dependencia física cuando se toma regularmente en el transcurso de varios días o semanas. Los síntomas de su síndrome de abstinencia, incluyen insomnio, ansiedad, alucinaciones, temblores, sudoración, dolores de pecho y rigidez, dolores musculares, sensitividad extrema ante los estímulos externos, disforia y dolor emocional. Estos efectos pueden durar entre 2 y 20 días, dependiendo de el grado de habituación.

Ketamina (Frecuente)

Holliday - Ketamina 50

KONICA MINOLTA DIGITAL CAMERA

En 1965 los laboratorios Parke & Davis lanzan la ketamina como agente anestésico bajo los nombres comerciales de Ketalin®, Ketalar® y Ketina® para uso humano y de Ketaset® para uso veterinario.

Usos terapéuticos

Aunque en otros países el uso quirúrgico de la ketamina se ha descontinuado debido a sus efectos alucinógenos alternos, en México todavía continúa en circulación. La edición número 40 del Diccionario de Especialidades Farmacéuticas recomienda el Ketalin® para realizar diferentes procedimientos quirúrgicos o diagnósticos en los que no se requiera la relajación muscular e indica que es más conveniente en eventos quirúrgicos breves, para la inducción anestésica o para potencializar otros anestésicos como el óxido nitroso. Precisamente gracias a sus efectos alternos, la ketamina fue utilizada en terapias psiquiátricas alternativas por el Dr. Salvador Roquet y sus colaboradores.

A nivel fisiológico, la ketamina en dosis bajas aumenta la frecuencia cardíaca, la presión arterial y sanguínea, disminuyendo levemente la frecuencia respiratoria. En dosis altas suele provocar náuseas y vómito. No se han reportado problemas serios derivados de su uso constante.

Potencial de dependencia

Su uso continuo durante más de tres semanas ocasiona tolerancia. Aunque no produce dependencia física, tiene un leve potencial para crear dependencia psicológica.

Cocaína (Muy frecuente)

Cientificos-crean-vacuna-para-terminar-con-la-adiccion-a-la-cocaina-1

En 1855 un químico alemán de apellido Gaedcke aísla de las hojas de coca un alcaloide al que llama erythroxyline por le nombre genérico de la planta. Un poco más tarde, en 1859, empleando alcohol, ácido sulfúrico, bicarbonato sódico y éter, otro químico alemán de nombre Albert Niemann purifica el alcaloide de Gaedcke y aísla directamente de las hojas de coca el alcaloide al que se conoce desde entonces con el nombre de cocaína. Hasta mediados del siglo XIX la coca y sus derivados gozan de gran prestigio como estimulantes de uso terapéutico. Tiempo después, esos mismos beneficios comienzan a percibirse como “riesgos seductores” que a acabarían siendo una “amenaza para la sociedad”. De cualquier forma y sea cual sea la perspectiva desde la que se mire, sembrar coca y comerciar cocaína (coca o perica) y otros de sus derivados siempre han sido actividades rentables.

Dosificación

Las dosis bajas de cocaína pura rondan entre los 50 y los 100 mg; las medias entre 150 y 200 mg; y las altas entre 250 y 500 mg. En consumidores no habituados, sobrepasar el gramo puede ser letal.

Efectos psicológicos y fisiológicos

Si la cocaína es inhalada se requieren algunos minutos para experimentar las primeras sensaciones que suelen durar aproximadamente 40 minutos; si se inyecta o se fuma el efecto es más rápido y más intenso pero dura menos tiempo. De acuerdo a los manuales de instrucción de la PGR:

Hay personas que prácticamente no sienten nada, aun cuando consuman dosis relativamente fuertes; otras que jamás experimentan síntomas de dependencia aun cuando ensayen con frecuencia y algunas más que, por el contrario, presentan reacciones severas ante un solo ensayo. El sujeto experimenta durante un lapso de media hora a una hora un poco de euforia, locuacidad (de donde vendría en español el nombre de “perica” para la cocaína) y sensación general de bienestar y lucidez. Esta droga produce euforia, excitación, ansiedad, disminución de la fatiga, aumento de la capacidad de trabajo y sensación de mayor fortaleza física.

Sigmund Freud, el llamado padre del psicoanálisis, describió el efecto de la cocaína como:

…regocijo y euforia perdurables, que no intervienen en modo alguno en la alegría de una persona normal… Se siente un aumento del autocontrol, mayor vigor y más capacidad de trabajo. Por otro lado, si uno trabaja, se pierde la volatilidad de las fuerzas mentales a la que inducen el alcohol, el té, y el café. Simplemente se es normal y en poco tiempo se vuelve difícil comprender que uno está bajo la influencia de una droga. Se puede desempeñar trabajo físico o mental durante largo tiempo, sin fatiga; es como si se desvaneciera la necesidad de comer o dormir, que de otra manera se hace sentir en ciertas horas del día.

Comentarios

Ingresa tu comentario