Buenos Aires, 27/03/2017

Qué comer en función de la hora del día en que se haga ejercicio

Dependiendo de en qué momento se entrene, nuestra alimentación deberá variar para no sentirnos pesados o sin energías.

(CABA) En función de la hora del día en la que realizamos ejercicio o entrenemos, nuestra alimentación deberá variar para no sentirnos pesados o sin energías. Por ello, a continuación algunos consejos para llevar una dieta sana, equilibrada y perfecta dependiendo de nuestras horas de entrenamiento.

1. Después de desayunar
Si es de los madrugadores y le gusta hacer deporte y ejercicio a primera hora de la mañana después de desayunar tenga en cuenta qué tipo de actividad va a realizar. En el caso de ser una actividad cardiovascular, el desayuno deberá ser ligero, a base de fruta o zumo, combinado con una tostada con miel para dar energía o un puñado de muesli. Si se trata de un ejercicio anaeróbico, el desayuno será parecido, un desayuno suave, ya que no es conveniente tener el estómago lleno.

En los dos casos lo más importante es la hidratación, es decir, beber unos 500 ml de agua 30 minutos antes de hacer ejercicio.

2. Antes de comer
Si prefiere aprovechar la pausa del mediodía para entrenar, deberá hacer un pequeño tentempié de fruta antes de comenzar.

Después del ejercicio, si ha hecho cardio es fundamental que reponga el gasto energético con carbohidratos como pasta y arroz, y una ración de proteínas como carne o huevos. Así, volverá a tener la energía adecuada. Si, por el contrario, viene de una clase de Yoga o Pilates, al no haber tenido tanto gasto glucógeno muscular, no será necesario el aporte de hidratos de carbono. Lo ideal será una comida a base de proteínas, mucha verdura y una ración de pan integral que no supere los 40 gramos.

3. Después de trabajar, por la tarde
Por último, se encuentra el grupo al que pertenece la mayoría de la población, es decir, hacer ejercicio por la tarde.

Si ha realizado un ejercicio anaeróbico deberá escoger una cena a base de proteínas, verduras de fácil digestión o ensalada. Como postre escoja una fruta de bajo índice glucémico como la manzana, la pera o una mandarina. Si ha realizado una actividad de cardio es fundamental que cene proteínas y hortalizas crudas, además de algún aporte de carbohidratos. El menú perfecto sería una ensalada de pollo o atún y una tostada integral, o bien, un bocadillo integral de pavo con queso fresco. NR

Tuna and Romaine lettuce salad

Comentarios

Ingresa tu comentario