Buenos Aires, 12/12/2017, edición Nº 1854

Qué aspectos considerar antes de planificar un segundo embarazo 

Deseos y posibilidades.

De la economía, hasta el desarrollo del primer niño.

segundo hijo

(CABA) La gente no tiene paz. Si uno tiene pareja, pregunta para cuándo es la boda. En la misma celebración nupcial, no falta quien comience a presionar con el primer bebé.

Apenas el primogénito llega a este mundo, esa misma gente pregunta: “¿Y para cuándo el segundo?” pero en definitiva, esa decisión compete en exclusiva a la pareja.

Una vez que conocen la maravilla y los contratiempos que implica la paternidad, mamá y papá tienen la opción de “volver a escribir a París”, lo cual conlleva unas cuantas consideraciones.

Desde luego, la economía es un factor importante. Un hijo es un gasto considerable y no hay manera amable de decirlo: pañales, pediatra, fórmula, niñera, guardería, ropa, juguetes, escuela.

Muchos psicólogos recomiendan que no exista mucha diferencia de edad entre los pequeños, para que crezcan juntos y se fomente entre ellos una complicidad que puede durar toda la vida, refiere Telemundo.

La otra opción es esperar varios años para tener otro bebé. De esta manera, cada hijo recibe una atención privilegiada, aunque la brecha entre hermanos los separe durante un tiempo.

La ventaja de esta opción es que el hermanito más grande puede involucrarse de manera muy activa en el proceso de preparar todo para la llegada del bebé. ¡El primer hijo puede ser quien pida un hermanito a sus papás!

En todo caso, parece existir una intuición particular en cada pareja que señala el momento ideal para tener otro hijo, si es que la Naturaleza no lo decide por su cuenta.

En fin, lo importante es que el deseo de mamá y papá de tener otro bebé coincida en tiempo y forma.

embarazo

Comentarios

Ingresa tu comentario