Buenos Aires, 18/11/2017, edición Nº 1830

Publican segundo tomo de borradores inéditos de Saer

Con el segundo tomo de Papeles de trabajo, se completa la edición de preparación y de acompañamiento del proceso de escritura de Juan José Saer, una serie de documentos inéditos descubiertos en cuadernos y hojas sueltas que invitan a espiar al escritor con “un texto paralelo a su obra”, destacó anoche Julio Premat en el marco de la presentación en Daín Usina Cultural. (Ciudad de Buenos Aires) Papeles de trabajo II (Seix...

Con el segundo tomo de Papeles de trabajo, se completa la edición de preparación y de acompañamiento del proceso de escritura de Juan José Saer, una serie de documentos inéditos descubiertos en cuadernos y hojas sueltas que invitan a espiar al escritor con “un texto paralelo a su obra”, destacó anoche Julio Premat en el marco de la presentación en Daín Usina Cultural.

(Ciudad de Buenos Aires) Papeles de trabajo II (Seix Barral), que contiene el material existente desde su llegada a Francia en 1968 hasta su muerte en 2005, fue presentado anoche en el barrio de Palermo con la participación de Alan Pauls, Martín Kohan, Oliverio Coelho, el editor Alberto Díaz y Julio Premat, seleccionador de los primeros dos volúmenes de los cuatro que integrará la edición completa de los borradores inéditos.

“Queríamos mostrar el trabajo del escritor, el día a día, las anotaciones múltiples, los tanteos, los proyectos truncos, las dudas, es decir, todo lo que constituye de manera enigmática y significativa la obra que va a ser escrita”, explicó Premat sobre esta publicación de lujo editada por Planeta.

Con este texto, subrayó, “los libros de Saer dejan de ser una unidad bien delimitada, están ahora acompañados de todo el proceso, de tanteos, lecturas, digresiones y retornos. A partir de estos documentos, el texto deja de ser un objeto ideal, cerrado y lineal, para aparecer como una etapa. Ya no un absoluto sino una peripecia de un relato hecho de escenas, episodios, circunstancias”.

Por su parte, Coelho se preguntó: “¿Qué es un volumen de papeles? Los papeles son todo lo que un escritor puede producir en secreto; son mucho más que borradores. Son la potencia en estado puro, pre escrituras que en casos como el de Saer prefiguran toda una obra. Es decir, funcionan como retratos anticipatorios que paradójicamente nos llegan del pasado”.

Por eso, continua el autor, “al leer papeles no importa tanto cómo escribe Saer, ya lo sabemos de su obra, sino quién es. Asistimos a la concepción, podemos saber quién es, a condición de que ese saber sea intuitivo e intransmisible. Alcanza en la pre escritura un intimismo que pone la ficción en un plano subsidiario o secundario. En este intimismo la tinta parece fresca”.

El escritor Martín Kohan marcó una paralelismo entre el voyeur, que espía, fisgonea, y el lector que “quiere lo que siempre quiso: leer a Saer. Con el evidente incentivo suplementario que supone enterarse de que hay más Saer para leer después de pasados siete años de su muerte”.

En ese sentido, Kohan valoró la honestidad de la edición: “No se componen con novelas y cuentos que en vida él prefirió descartar, ese efecto de Difunta Correa que se beatifica en ocasiones con la obra póstuma de algún escritor al que se le hizo tarde para quemar o al que se le hizo pronto para morir. Esta publicación es otra cosa: la escritura que hizo posible la escritura”.

Papeles de trabajo II, bucea por “una intimidad literaria y no personal”, aseguró Alberto Díaz, editor de Saer y asesor del grupo Planeta. Desde hace cinco años un grupo de académicos viene  calificando y digitalizando el heterogéneo material dejado por Saer en su casa en Montparnasse, Francia, del que quedan por editarse dos tomos más.

En este segundo volumen —según señaló Pramet en el prólogo— la imagen que se perfila es la de “un escritor para quien la situación de alejamiento produce una proliferación de proyectos y de textos. Los años setenta son, en la trayectoria de Saer, los más fértiles en creaciones de todo tipo, en experimentaciones, en aperturas de posibilidades, líneas narrativas y perspectivas”.

Por su parte, Alan Pauls, confió: “Comparto la idea de nuestra ilusión de morbo que hace que nos precipitemos sobre éstos papeles en busca del Saer malo, que sobre todos los escritores, queremos encontrar. Y no está ahí ni en ninguna parte porque no hay Saer malo. Todos sus comienzos nacieron perfectos”.

Textos inéditos, aforismos, anotaciones, comienzos suspendidos, sueños, borradores de poemas, tanteos de títulos y palabras, libretas de viaje, rastros escritos de algún instante integran este segundo tomo de Papeles de trabajo, una obra inédita que invita a conocer el telón de fondo del proceso creativo-literario de Juan José Saer.

Comentarios

Ingresa tu comentario