Buenos Aires, 24/09/2017, edición Nº 1775

Proyecto para sumar la homeopatía al plan médico obligatorio reabre el debate sobre su efectividad

Distintos especialistas cuestionan que aún no hay evidencia científica. La iniciativa.

(CABA) El proyecto fue presentado ante la Cámara de Diputados el 23 de marzo de este año, pero cobró notoriedad por estos días. Su autora, la diputada Paula Urroz, que es parte del bloque oficialista Unión Pro, propone “la regulación de la medicina homeopática”. En el texto del proyecto se insta a que la práctica de la homeopatía sea ejercida “en forma excluyente por profesionales de la salud habilitados” y que posean “certificación de las asociaciones médicas homeopáticas que cumplen con el programa curricular avalado por la Liga Médica Homeopática”. Y propone incorporar, según el texto presentado, “las prestaciones homeopáticas, incluidos los medicamentos” al Programa Médico Obligatorio (PMO), que es aquel que obliga a los prestadores de salud -públicos y privados- a cubrir gratuitamente al paciente. El proyecto, que ya cuenta con 17 firmantes, 11 de los cuales son del bloque Unión Pro, reabre el debate sobre la efectividad de la homeopatía.

En los últimos cien o doscientos años, se avanzó muchísimo en el conocimiento de cómo funciona el cuerpo. La crítica básica a la homeopatía es que no ha cambiado, en base a la nueva evidencia, su forma de ver el funcionamiento del organismo. Es una disciplina cerrada, que no interactúa con otras y que no sigue los pasos del método científico para obtener sus resultados”, sostiene Ezequiel Arrieta, que es médico e investigador del Conicet. Enseguida agrega: “La crítica central es que jamás la homeopatía ha demostrado científicamente que funciona de la manera que funciona. Sus resultados pueden ser explicados a través del efecto placebo, cuando alguien cree que un tratamiento funciona, muchas veces en casos de síntomas de raíz psicosomática”.

En 2015, el Consejo Nacional de Salud e Investigación Médica de Australia publicó un informe tras una investigación de once años en el que estableció que “no hay condiciones de salud para las cuales haya evidencia confiable de que la homeopatía es efectiva”.

José Eizayaga es médico y jefe del Departamento de Homeopatía de la Universidad Maimónides. “Son crecientes los ensayos clínicos que demuestran los resultados de los tratamientos homeopáticos aunque a los homeópatas nos gustaría que hubiera más recursos para investigar, pero hay muchos tratamientos que ya llevan más de cien años, por lo que no se trata de algo reciente de ensayo y error“, sostiene. Para Eizayaga, “los tratamientos homeopáticos tienen un grado de individualización tal respecto del paciente que eso dificulta llevarlos a ensayos clínicos”.

Consultada por Clarín, la diputada Urroz sostuvo que el objetivo del proyecto es que “el ejercicio de la medicina homeopática sea regulado para evitar que cualquier persona no profesional la ejerza”. “Entiendo que (los tratamientos homeopáticos) están autorizados por la Anmat”, afirmó la autora del proyecto. Desde la Administración Nacional de Medicamentos, Alimentos y Tecnología Médica aseguraron que la institución “no tiene competencia respecto a fórmulas magistrales”. Sobre cómo se afrontarían los gastos en los que podría incurrir el Estado al incorporar las prácticas homeopáticas al PMO, dijo que no hay un aumento de presupuesto previsto y enfatizó: “El objetivo es evitar que parte de la población sea tratada por gente que no es profesional”.

“Me encanta cómo los diputados en la Argentina se sientan a plantear incorporaciones al PMO y nunca se preguntan cómo se financian. Ven qué incorporan al PMO pero no pasan por un hospital a ver las carencias elementales que hay: de gasas, de suturas, de personal, de tomógrafos. En el caso de las prepagas, como la financiación es de los socios, esos costos se reflejan en el aumento de la cuota“, advirtió Claudio Belacopitt, que es presidente de Swiss Medical Group.

Consultado sobre si la homeopatía cura el cáncer, Eizayaga aseguró: “No”. Y respecto de si hay homeópatas que ofrecen esa cura, respondió: “Sí. Como también hay oncólogos que meten tratamientos tóxicos y carísimos a quienes no pueden hacerlos”. El proyecto ya está en el Congresomisiones de Acción Social y Salud, y la de Presupuesto y Hacienda. NR


Fuente consultada: Clarín

Comentarios

Ingresa tu comentario