Buenos Aires, 20/09/2017, edición Nº 1771

Proyecto busca incorporar furgones para bicicletas en los subtes

Fue presentado en la Legislatura porteña por Graciela Ocaña y Diego García Vilas. La red de ciclovías alcanza a 165 kilómetros.

(CABA) El pedido no es caprichoso y por demás necesario en una metrópoli que tiene entre sus prioridades transformar la manera de moverse por la Ciudad. Bajo esa premisa, legisladores porteños presentaron un proyecto para que se autoricen los viajes en subte con bicicleta, una iniciativa que tuvo su primera versión hace tres años.

Este servicio, que desde hace años existe en las líneas de trenes que llegan a Capital Federal, no está contemplado en el transporte subterráneo, utilizado por más de 1,2 millones de personas a diario. A esto, se suma que de 2009 hasta la fecha el territorio porteño incorporó más de 165 kilómetros de ciclovías, fomentando el uso de la bicicleta como movilidad sustentable.

La propuesta, elevada por Graciela Ocaña y Diego García Vilas del partido Confianza Pública, apunta a que se dispongan furgones especiales para el traslado de las bicis en las formaciones, sin cobrar ningún adicional a los pasajeros por este servicio.

El proyecto contempla que la autorización alcance a todas las líneas de subte, que se delimiten las áreas que sirvan de acceso a estos vagones, y que se pueda utilizar durante todos los días y horarios en los que funciona el servicio. A su vez, restringe el permiso a una bicicleta por usuario.

“Se suma, además, a una de las prioridades de gestión, que es el desarrollo de políticas destinadas a desincentivar el uso de automóviles en el área urbana, con el objetivo de descongestionar el tránsito y mejorar la calidad ambiental”, es el fundamento final del pedido.

Pese a sus beneficios evidentes, desde el punto de vista operativo el plan no sería tan fácil de implementar. Es que, con el 1,2 millón de usuarios que viaja cada día en subte, y con los vagones que van llenos de gente en las horas pico, no resultaría tan sencillo encontrar un espacio para las bicicletas.

La idea tuvo su primera versión en abril de 2014, cuando en la Legislatura se presentó un proyecto similar que no prosperó. En ese entonces, también un grupo de ciclistas propulsaba una iniciativa para permitir que los pasajeros viajen con las bicicletas plegables en los vagones comunes, algo que actualmente está permitido.

En 2015 hubo una segunda propuesta, pero en ella el permiso se acotaba a ciertos horarios considerados “no pico“. Ahora, con el fomento y auge del uso de la bicicleta en la Ciudad, esta iniciativa vuelve a resurgir. NR


Fuente: Clarín

Comentarios

Ingresa tu comentario