Buenos Aires, 26/09/2017, edición Nº 1777

Protesta nudista en la 9 de Julio a favor del parto domiciliario

Es en respuesta al Ministerio de Salud de la Nación que desalentó celebrar partos hogareños por posibles riesgos para la madre y el recién nacido. La acción será mañana jueves desde las 11 en la esquina con Moreno.

(CABA) Parteras independientes se desnudarán en la 9 de Julio y Moreno mañana a las 11 para protestar contra el Ministerio de Salud de la Nación. Lo acusa de “poner reglas” y “quitarle el derecho a las mujeres y parteras a parir y trabajar libremente“.

Mientras que la Asociación Argentina de Parteras Independientes (AAPI) asegura que son bajas las complicaciones de los nacimientos domiciliarios en manos profesionales, los médicos que no están a favor del parto no institucionalizado plantean que el principal problema reside en que nadie puede anticipar cuáles serán las mujeres que tendrán alguna dificultad inesperada porque se trata, justamente, de embarazos que llegan a término aparentemente normales y sin riesgos.

Marina Lembo, que preside la AAPI, aseguró que los riesgos son bajos. “Nuestros registros hablan de que se produce una hemorragia materna en el 0,4% de los casos, mientras que en los hospitales es del 14%, y que las dificultades respiratorias del bebe no superan el 0,6% de los nacimientos y son requerimientos de oxígeno en las primeras horas. Apenas el 0,1% de esos bebes necesita intubación. No tenemos traslados al hospital por distocia de hombro (el cuerpo del bebe se atasca una vez que se expulsó la cabeza). Tenemos un 5% de cesáreas, que en los hospitales son del 20 al 60%“, explicó la representante de la entidad que convoca a la protesta de pasado mañana, a las 11, en la esquina de la avenida 9 de Julio.

parto domiciliario

Para los obstetras, el parto es un evento impredecible. “Se puede tener al bebe en casa, pero siempre con la logística y la derivación oportuna ante cualquier complicación a un hospital a menos de 10 cuadras en ciudades como Buenos Aires“, había dicho Mario Sebastiani a La Nación cuando The American Journal of Obstetrics and Gynecology publicó un polémico estudio sobre la mortalidad neonatal en los partos. “Queremos eventos seguros, con las condiciones para resolver una complicación en no menos de 15-20 minutos“, agregó, entonces el presidente del Comité de Bioética Asistencial del Hospital Italiano.

Liliana Voto, titular del Departamento de Obstetricia y Ginecología de la UBA, agregó: “El parto es un evento complejo que puede complicarse sin que podamos predecirlo, sin dar tiempo, en los casos graves de, por ejemplo, mala retracción del útero, a trasladar a la mujer a un centro asistencial sin que se llegue a un deterioro de su estado físico“.

De acuerdo con el Ministerio de Salud, los riesgos del parto en casa son “poco frecuentes, pero no así inexistentes“. Y precisaron: “Puede ocurrir que se requiera un traslado, sea esto o no por una complicación (muchas veces es sólo por agotamiento materno o porque se detuvo el trabajo de parto, entre otras). A veces, ese traslado es dificultoso o se hace fuera de tiempo, con consecuencias para la madre y el bebe“.

Las autoridades sanitarias señalaron también vía e-mail que “en algunas ocasiones, quienes acompañan estos nacimientos son personas que hacen un buen acompañamiento y sostén espiritual, emocional, pero que no tienen formación como para poder resolver una complicación o para poder preverla (y hacer, por ejemplo, una derivación oportuna para evitar una complicación). Puede ocurrir también que haya profesionales formados es idóneos, que asumen riesgos innecesarios al asistir partos de riesgo en los domicilios, cuando, en realidad, en esos casos lo más seguro hubiera sido que ocurran en una institución a fin de resolver cualquier complicación eventual“.

Comentarios

Ingresa tu comentario