Buenos Aires, 17/10/2017, edición Nº 1798

Protesta contra la cesión de un terreno escolar a la Iglesia

El gobierno porteño quiere ceder a la curia parte del terreno de una escuela en Caballito. Padres y alumnos protestarán hoy con un abrazo. Mañana se realiza una audiencia pública.

(PBA) El Gobierno de la Ciudad considera innecesario un terreno de la escuela pública Nº 3, de Campichuelo y Rivadavia, quiere cederlo a la parroquia que está a su lado. La comunidad educativa de la escuela Número 3 “Primera Junta” y del jardín de infantes “Margarita Ravioli”, del barrio porteño de Caballitoscuel, realizarán hoy martes al mediodía un abrazo simbólico en las puertas del establecimiento.

El Gobierno planea transferir al Arzobispado de Buenos Aires un conjunto de predios donde funcionan parroquias de la Iglesia Católica, incluido el de esta escuela. La cesión será analizada el miércoles en la Legislatura porteña en el marco de una audiencia pública que ya cuenta con 160 oradores inscriptos y votada por segunda vez luego de una revisión.

En diálogo con Página 12, el vicepresidente de la cooperadora de la escuela 3 y delegado representante de las cooperadoras de la Comuna 6, Mariano Yáñez, explicó que “se trata de un terreno muy amplio que circunvala a la escuela. Es un lugar que pertenecía a un colegio católico privado que se mudó, luego quedó la parroquia de Caacupé”. “El gobierno de Mauricio Macri pretende ceder parte del terreno de la escuela a la Iglesia que tenemos al lado, dentro de los metros que quieren ceder funciona una huerta y una canchita de futbol”, dijo Rosana Chaio, madre de dos alumnos que asisten a la escuela.

Además del abrazo de hoy, los padres planean manifestarse también el miércoles en la Legislatura porteña. En agosto, los legisladores aprobaron en primera lectura una ley que incluía el traspaso sin cargo al Episcopado de 19 predios donde ya funcionaban instalaciones religiosas o educativas, incluido este terreno en Caballito. Como se trata de una cesión de espacio público, la ley fue votada una vez, debe pasar por la audiencia pública de mañana, y luego por una segunda votación. En esa primera lectura tuvo un amplio consenso entre el oficialismo y la oposición: la aprobaron 47 legisladores sobre 60.

Fuentes del Gobierno porteño confirmaron que el predio es parte de la lista enviada a la Legislatura, y que se lo incluyó justamente porque ya estaba siendo utilizado por la iglesia.

Es un terreno con una larga historia. En 1883 comenzó a funcionar en el lugar el colegio de la Congregación de la Santa Unión de los Sagrados Corazones, y poco después comenzó a edificarse la capilla. En 1937 el predio fue expropiado, porque allí iba a construirse la sede de la Municipalidad de Buenos Aires. En 1983 la escuela “Primera Junta” comienza a funcionar en el edificio central, una casona que en su momento había pertenecido al General Julio Argentino Roca. Y un año después fue rehabilitado el templo, con el nombre de Nuestra Señora de Caacupé. Esta iglesia tiene una particularidad: como originalmente pertenecía al colegio, no tiene un ingreso directo desde la calle sino desde un portón de acceso.

Comentarios

Ingresa tu comentario