Buenos Aires, 17/12/2017, edición Nº 1859

Proponen que el Zoo porteño deje de albergar animales

Argumentan que las temperaturas locales, el encierro y el hábitat en general es adverso para el desarrollo vital de muchas especies. Sin embargo, las autoridades del Zoo defienden sus proyectos de preservación de especies en extinción y cuidado de animales que nacen en cautiverio. (Ciudad de Buenos Aires) Mientras la Justicia decide quién administrará el parque, el Centro Argentino para el Derecho Animal y Ambiental propuso que las diferentes especies...

Argumentan que las temperaturas locales, el encierro y el hábitat en general es adverso para el desarrollo vital de muchas especies. Sin embargo, las autoridades del Zoo defienden sus proyectos de preservación de especies en extinción y cuidado de animales que nacen en cautiverio.

20120716-111420.jpg

(Ciudad de Buenos Aires) Mientras la Justicia decide quién administrará el parque, el Centro Argentino para el Derecho Animal y Ambiental propuso que las diferentes especies sean entregadas a reservas naturales y que el espacio se convierta en un centro didáctico sin el ingreso de nuevos animales.

El Centro Argentino para el Derecho Animal y Ambiental pretende cambiarle el sentido al zoológico para que se convierta en un centro didáctico, y propuso que se le prohíba el ingreso de nuevos animales, se realice el control reproductivo de los que hoy se encuentran en el Zoo y así llevarlos a reservas naturales.

Bajo el lema “No al Zoo, sí al jardín ecológico”, mañana se reunirán, a las 16, frente al parque. “Esta propuesta tomó forma en muchos países. No queremos más animales en cautividad. Queremos que el lugar se destine a la fauna que proviene de decomiso de actividades judiciales”, explicó a un matutino el director del Centro.

“Como no pueden ser reintegrados a la libertad total, ya que no saben valerse por sí mismos y padecen zoocosis, una psicosis por haber estado encerrados tanto tiempo que los hace carentes de los reflejos más comunes y les impide vivir en comunidad, proponemos donarlos a estos espacios”, señaló.

De igual forma proponen que a través de cámaras de televisión, los chicos puedan ver cómo se trabaja en su conservación. “Es más educativo que el animal metido en una jaula. No tenemos el clima de Africa para tener un león, pero sí podrían exhibirse algunos animales que estén siendo conservados”, añadió.

El parque es propiedad de la Ciudad de Buenos Aires, aunque desde 1991 está concesionado. El contrato venció en enero de 2011 y fue prorrogado al grupo mexicano CIE. Tras ese vencimiento, el gobierno porteño entregará el espacio, durante los próximos cinco años, a la empresa que más pague. Será una subasta.

Comentarios

Ingresa tu comentario