Propietarios de garajes rechazan el proyecto del Gobierno de ampliar las peatonales

Propietarios de garajes rechazan el proyecto del Gobierno de ampliar las peatonales

(CABA) Desde este mediodía, propietarios de garajes de la Ciudad de Buenos Aires se manifiestan en la puerta de la Legislatura porteña, en Perú 130, en contra del plan del gobierno de ampliar la zona peatonal en el centro que pasaría de 86 a 135 cuadras. Ante esta medida, podrían cerrarse 450 garajes y se perderían alrededor de dos mil quinientos puestos de trabajo. En exclusiva, ParaBuenosAires en el lugar.

En los días de semana el centro es un caos, y más en hora en pico. No hay dudas. Miles de trabajadores, tanto de la ciudad como de la provincia de Buenos Aires, se amontonan para llegar a sus puestos de trabajo. En los transportes públicos viajan todos pegados, y no precisamente por cariño. Los que elijen trasladarse con su auto suelen estresarse entre la polución, bocinazos, maniobras inesperadas y la tremenda cantidad de automóviles que no para de crecer. Por este motivo, el Ejecutivo pretende impulsar una ley que amplie las cuadras peatonales en el micro y macrocentro, para aliviar a las personas que van de paso.

Pero como toda gran medida, tiene sus resistencias. En este caso, es por parte de agrupaciones que nuclean a los propietarios de los garajes. Afirman que, en caso de aprobarse la legislación y las obras avancen, podrían cerrarse más de 450 locales que implicaría la pérdida de dos mil quinientos puestos de trabajo, porque estimularía a las personas que prefieran el transporte público ante la imposibilidad de encontrar estacionamiento para su auto, una tarea digna de epopeya.

ParaBuenosAires estuvo en el lugar y conversó con los propietarios de garage. Eduardo, uno de ellos, dijo que “está muy preocupado” por la manera que podría afectar a muchos comerciantes. “El Jefe de Gobierno -Horacio Rodríguez Larreta- se la pasa hablando de que todo anda muy bien; que el arte, la ciencia y la tecnología en Buenos Aires es de primera” pero se olvida que “Hay una combustión de tránsito en la cual no se puede andar en ningún barrio”. “¿Porqué no efectúa medidas que beneficien al total de la gente?”, se preguntó.

Luego, continúo graficando como los camiones que se detienen en doble mano o “el cementerio de motos” que estacionan en la zona de Tribunales donde hacen pasar desapercibidas a las paradas de colectivos. Como solución, Eduardo opinó que habría que tener medidas más severas como multas.

Por su parte, José, quien también es propietario de un garaje y un “afectado”, afirmó que también perjudica al resto de los locales aledaños. “Si hacen un relevamiento del área, se darían cuenta que la mitad de los comercios están cerrados”, dijo y continuó: “Es como si hubieran tirado una bomba atómica”.

“Nos enteramos del proyecto una vez que fue presentado, y no cuenta con las consultas pertinentes a los sectores involucrados. No tuvimos oportunidad de debatir con el Gobierno o sus legisladores para buscar un acercamiento en las posiciones. Y la realidad es que la cuestión tiene que ser estudiada en detalle”, expresó Hernán Martínez, secretario de organización de Soesgype, el sindicato que nuclea a los trabajadores de garajes y playas de estacionamiento.

Hace dos semanas, distintas entidades que nuclean a garajistas, fueron a la Legislatura a reunirse con integrantes de la Comisión de Tránsito. Aunque no fueron graves, se registraron algunos incidentes, ya que no todos los que fueron pudieron ingresar al encuentro, que una vez que comenzó debió interrumpirse tras una discusión.

Actualmente, las cuadras peatonales son 86 y están comprendidas por el árean que abarcan las avenidas De Mayo, Leandro N. Alem y Córdoba, y la calle Carlos Pellegrini. El proyecto plantea llevarlas a 315, extendiendo el perímetro, al norte hasta Plaza San Martín, al sur hasta avenida Independencia, abarcando parte del casco histórico, y al oeste hasta Montevideo. Con esto, el Palacio de Tribunales queda dentro de la nueva traza peatonal, que también modificará su horario de restricción para vehículos particulares: de las 11 a las 16 actuales, a una franja que abarca toda la jornada laboral, se extenderá de lunes a viernes de 9 a 19. 

“Es una medida inconsulta, para nosotros representa una confiscación de los bienes, lisa y llanamente. Con la primera peatonalización los garajes que funcionan en el área perdieron un 50 por ciento de sus ingresos. Si esto avanza, directamente se mueren, y nosotros no vamos a durar más que un par de meses. Es inviable”, sostiene Eduardo Sánchez, presidente de Cagesra (Cámara de Garajes, Estacionamiento y Actividades Afines de la República).

Por Santiago Carrillo