Buenos Aires, 16/12/2017, edición Nº 1858

Pronador, supinador o neutro: las tres formas de pisar

Un saludable autoconocimiento.

La pronación es el movimiento de apoyo y desplazamiento del pie. Para el entrenamiento, y como cuestión de salud física, es bueno tener en claro qué tipo de pisada tiene uno.

running-grupo

(CABA) “Todos pronamos, pero según en qué medida decimos que tenemos una pisada pronadora (si el movimiento es excesivo), neutra (si es normal) o supinadora (cuando no pronamos lo suficiente en el apoyo)”, detallan en Sport Life de España.

Se puede ser pronador si: “El pie rota hacia dentro más de los 15º ideales de inclinación, así que tiene problemas para estabilizar el cuerpo y no se absorbe bien el impacto. Necesitas calzado con control del movimiento”.

En tanto, también está la posibilidad de lo neutro: “Desde que se da el primer contacto del talón con el suelo el pie gira 15º hacia dentro, amortiguando el impacto de la zancada por toda la superficie del pie. Usa calzado neutro”.

En tercer lugar, está el apoyo supinador: “El pie no gira lo suficiente, por tanto no amortigua bien y el impacto se concentra en la zona externa del pie. Necesitas calzado con muy buena amortiguación”.

Comentarios

Ingresa tu comentario