Buenos Aires, 17/10/2017, edición Nº 1798

Prisión preventiva al encargado de la recaudación narco de la villa 1-11-14

El juez federal Torres procesó a Jairo Paucar Estrada, sobrino del entonces poderoso narcotraficante del asentamiento del Bajo Flores Marcos Estrada González.

(CABA) Su parentesco con los integrantes de los eslabones superiores de la organización narcocriminal que reinó en la villa 1-11-14, en el Bajo Flores, lo ubicó en un lugar de privilegio: era, para la Justicia, el encargado de dar las órdenes, controlar ciertos movimientos, recaudar dinero de la venta de la droga e informar las novedades a los jefes.

Pero Jairo Paucar Estrada, conocido también como “Cholo Jairo“, perdió. Ahora está preso en el Complejo Penitenciario Federal N° 1, en Ezeiza. Ayer, el juez federal Sergio Torres lo procesó con prisión preventiva por considerarlo coautor del delito de tráfico de estupefacientes “en la modalidad comercio agravado por la intervención de tres o más personas en forma organizada para cometerlo y acopio de armas de fuego, sus piezas y municiones“, informa un texto de Gabriel Di Nicola en La Nación.

lugano villa 20

Así lo informaron al matutino calificadas fuentes judiciales. Paucar Estrada, de 36 años y de nacionalidad peruana, es sobrino de Marco Estrada González, alias “Marcos” y sindicado por la Justicia, la Policía Federal y la Gendarmería Nacional como el jefe de la organización narcocriminal más poderosa de la 1-11-14 y que, en un juicio abreviado en 2013, reconoció su responsabilidad en la comercialización de drogas.

Hace tres semanas, cuando su sobrino fue indagado después de ser extraditado desde Perú, “Marcos” estuvo en los tribunales federales de Comodoro Py. Era la primera vez que visitaba el cuarto piso, donde está el despacho del juez Torres, como familiar de un imputado y no como acusado.

Las constancias probatorias recolectadas desde un comienzo sirven para aseverar que Paucar Estrada integró junto a un nutrido e indeterminado grupo de personas una organización destinada a concretar actividades de tráfico de narcóticos [sic] en el interior e inmediaciones de la villa 1-11-14, logrando montar un andamiaje tal que les permitiera mantener la hegemonía territorial de un vasto sector de aquel asentamiento, controlando varios pasillos e inmuebles, empleando constantemente una cantidad de armas de fuego, con la evidente finalidad de impedir la ocurrencia de situaciones conflictivas que pongan de alguna manera en riesgo el normal desarrollo de las referidas maniobras“, sostuvieron el juez federal Torres y su secretaria Verónica Bresciani en la resolución del procesamiento del sobrino de “Marcos“.

Comentarios

Ingresa tu comentario