Buenos Aires, 20/10/2017, edición Nº 1801

Felicidad por la primera boda gay en la Policía Federal

Daniel Silvera forma parte de la fuerza y hace diez años que está en pareja con el odontólogo de Berisso Rubén Serdá; este viernes dieron el sí en La Plata; “la igualdad no pide permiso”, declararon. (Ciudad de Buenos Aires) Daniel, de blanco y a la izquierda; al lado, Darío, su marido. Se celebró la primera boda gay en la Policía Federal. Este viernes fue inscripta la pareja de Daniel...

Daniel Silvera forma parte de la fuerza y hace diez años que está en pareja con el odontólogo de Berisso Rubén Serdá; este viernes dieron el sí en La Plata; “la igualdad no pide permiso”, declararon.

(Ciudad de Buenos Aires) Daniel, de blanco y a la izquierda; al lado, Darío, su marido. Se celebró la primera boda gay en la Policía Federal. Este viernes fue inscripta la pareja de Daniel Alejandro Silvera, que forma parte de la fuerza, y Darío Serdá, un reconocido odontólogo de Berisso, quienes comparten su vida desde hace más de diez años. Si bien tenían su unión civil desde 2008, ahora hicieron uso de la ley de matrimonio igualitario y se casaron.

“Ahora con la ley de matrimonio igualitario no digo que lo ven muy naturalmente [a la diversidad sexual], pero es algo que no tiene tanta trascendencia, como sí sucedió con la unión civil que hicimos con Darío, cuando hubo algunos inconvenientes pero se superaron”, recordó Daniel a Infonews.

El agente agregó que, por tratarse de una fuerza, fue necesario pedir una serie de autorizaciones, pero consiguieron que se cumpliera la ley. “Según lo establece nuestra ley orgánica se investigan los antecedentes de la persona con la que se contrae matrimonio. Si uno se casa sin ese permiso, te pueden dar hasta quince días de arresto. Y en nuestro caso esa autorización se demoró bastante”, pero finalmente llegó.

Ambos se refirieron al momento que estaban viviendo como “muy especial” y expresaron que llegó para darle un marco legal al vínculo. “Me estaba acordando de cuando estábamos en la plaza del Congreso, los dos juntos, esperando que salga la ley de matrimonio igualitario. Cuando nos dijeron que los votos estaban, sentimos una enorme felicidad, y nos dimos un beso lleno de alegría”, recordó Daniel, que se emocionó hasta las lágrimas.

“Sean felices, disfruten. Luchen pero también diviértanse” dijo María Soledad Liniri, la jueza que los casó.

 

 

Comentarios

Ingresa tu comentario