Buenos Aires, 11/12/2017, edición Nº 1853

Presos de la alcaidía de Tribunales en condición de hacinamiento e insalubridad

Una inspección de la PROCUVIN detectó una total desatención a los detenidos. “Uno de los peores lugares de encierro de la Argentina”, evaluó el coordinador. (CABA) La alcaidía del Palacio de Tribunales será denunciada por las condiciones infrahumanas de detención a las que están expuestas las personas alojadas allí. La Procuraduría contra la Violencia Institucional (PROCUVIN) presentará un hábeas corpus colectivo ante la justicia federal luego de constatar una situación...

Una inspección de la PROCUVIN detectó una total desatención a los detenidos. “Uno de los peores lugares de encierro de la Argentina”, evaluó el coordinador.

Tribunales

(CABA) La alcaidía del Palacio de Tribunales será denunciada por las condiciones infrahumanas de detención a las que están expuestas las personas alojadas allí. La Procuraduría contra la Violencia Institucional (PROCUVIN) presentará un hábeas corpus colectivo ante la justicia federal luego de constatar una situación de hacinamiento, insalubridad y falta de atención a los detenidos y detenidas en la Unidad 28 del Servicio Penitenciario.

La inspección fue realizada a comienzos del mes pasado. El 2 de septiembre personal de la PROCUVIN, encabezado por su titular Abel Córdoba, realizó la recorrida acompañado por los fiscales de Ejecución Penal, Guillermina García Padín y Diego García Yomha, y el fiscal de instrucción Sandro Abraldes.

“Realmente de los peores lugares de encierro de Argentina”, manifestó Roberto Cipriano García, coordinador del área de encierro de la Procuraduría, quien opinó: “Preocupa que tres pisos más arriba se encuentre el lujo de las oficinas de la Corte Suprema, con sus muebles de roble y alfombras, y abajo una cueva donde tiran personas en las perores condiciones de animalidad. No pensás encontrarte con eso cuando entrás.”

Las actas labradas ese día por la comitiva dejaron constancia de las malas condiciones de detención en el área de mujeres, de hombres y las celdas individuales de la alcaidía de Tribunales. Entre algunas de las vulneraciones enumeraron hacinamiento, suciedad, gente desnuda, falta de colchones, ventilación y luz natural, mala alimentación y suciedad.

Según explicaron desde Procuraduría, la Alcaidía es una administración compartida entre el servicio penitenciario y la Corte Suprema, que le cede el espacio para mantener personas privadas de su libertad.

Rápidos de reflejos, los ministros de la Corte Suprema de Justicia, cuyos despachos están a pocos metros de la Alcaidía, sacaron una acordada que limitó el tiempo de permanencia de los detenidos. Los magistrados aclararon en su resolución que “la razón principal de estadías prolongadas no está originada por disposición de magistrados del Poder Judicial de la Nación sino por la falta de cupo de los establecimientos carcelarios a los que deben ser restituidos los internos”. La decisión fue tomada la semana pasada, el 24 de septiembre, y se hizo pública antes de que se conociera el informe de la PROCUVIN.

El informe redactado por los fiscales hizo público detalles escabrosos del sector de aislamiento individual, donde “las celdas no tienen ventilación ni luz natural ni artificial, ni tampoco baños ni sanitarios en su interior, sólo poseen un camastro de material pero no tienen colchones ni mantas o ropa de cama”.

Para Cipriano García, “las celdas individuales son de las celdas más chicas del sistema penitenciario argentino, miden 1,2 por 0,7 metros con un camastro dentro, por lo que la persona tiene 40 cm para pararse y caminar”. El funcionario consideró “increíble que exista” un lugar así y recordó que un detenido le dijo: “Estamos en un sarcófago.”

El coordinador del área de encierro de la Procuraduría agregó: “La Alcaidía es realmente de los perores lugares de encierro de la República Argentina. Es un lugar sumamente chico, de acuerdo a los estándares internacionales no podría alojar más de 25 personas y había allí 118. Teóricamente es una alcaidía en la que deberían estar 24 horas pero contrariamente algunos pasan meses, muchos están más de 15 días, pero no tienen colchones, duermen en el piso con humedad y cucarachas.”

El informe de la Procuración informó que al recorrer el sector de aislamiento “dos mujeres se encontraban detenidas, una estaba embarazada y la otra con lesiones recientes de arma blanca”, y destacaron que en el sector de mujeres “las celdas individuales presentan dimensiones muy pequeñas, de 1 por 2 metros aproximadamente, resultando sumamente incómodas en cuanto carecen de luz natural, agua, ventilación y mobiliario”. Otra mujer fue hallada semidesnuda, sólo con una remera, sin pantalones, calzado ni ropa interior. La policía le había quitado la ropa al detenerla. “La mujer presentaba una hemorragia que configuraba aun más vejatoria la situación de desnudez. Frente a las consultas de los fiscales, el personal penitenciario manifestó que no tenía prendas ni nada que hacer al respecto y deslindó responsabilidades en función de haberla recibido de tal modo por parte de la comisaría. A partir de esto se dispuso de parte de Procuvin la compra de una muda de ropa que fue entregada a la detenida, quien al vestirse manifestó: ‘Ahora me siento persona’”, explicó el informe.

A partir de las violaciones a los Derechos Humanos encontradas en la alcaidía del Palacio de Tribunales, la Procuraduría contra la Violencia Institucional presentará en las próximas horas un hábeas corpus colectivo ante el juez federal de turno para que se interrumpan esas condiciones infrahumanas de detención.

Fuente consultada: Tiempo Argentino

Comentarios

Ingresa tu comentario