Buenos Aires, 24/11/2017, edición Nº 1836

Precios de cine especiales para jubilados y afiliados a gremios

Entradas de hasta 3 pesos.

Buenos Aires  - 381

(CABA) Afiliados a obras sociales y sindicatos y jubilados tienen la posibilidad de ver todos los días películas de estreno, principalmente de producción nacional, a precios realmente populares, que en algunos casos llegan sólo a tres pesos, en las salas que el Instituto Nacional del Cine y Artes Audiovisuales (INCAA) tiene distribuidas en 16 provincias y la ciudad de Buenos Aires.

Estos espacios son parte de un programa creado en marzo de 2004 por el ex presidente Néstor Kirchner con el objetivo de garantizar la exhibición de las producciones cinematográficas argentinas, incluidas las de estreno comercial, y que en la actualidad comprende salas con beneficios para afiliados estatales, docentes, metalúrgicos, porteros, además del público en general.

El espacio más conocido es el Cine Gaumont, ubicado en la avenida Rivadavia 1635 del barrio porteño de Congreso, donde el valor de la entrada general es de ocho pesos, pero los jubilados y pensionados y los afiliados a UPCN, ATE, el gremio de los encargados de edificio, docentes y el pase Maestro abonan sólo la mitad. Mientras que los estudiantes universitarios, con sus respectivas libretas o certificados de alumno regular, pagan seis pesos.

El INCAA cuenta además con otros espacios en la ciudad de Buenos Aires, que no son tan conocidos. En la calle Salta 1620 del barrio de Constitución se encuentra el Arte Cinema, un complejo donde los valores de las entradas son aún más baratos. La general cuesta sólo seis pesos y se reduce a la mitad para los jubilados y los afiliados a los gremios antes citados.

Lo mismo ocurre con el otro espacio que tiene el INCAA en la Capital Federal: mediante un convenio establecido con los docentes bonaerenses todos los beneficiarios citados anteriormente pueden ver cine a iguales valores en el Teatro La Máscara que el gremio posee en la calle Piedras 736, del barrio de San Telmo. Esta sala funciona sólo los lunes y los martes con dos proyecciones diarias a las 18 y las 20.30.

Existe un espacio aún más económico, aunque fuera de la ciudad de Buenos Aires. La sala Leonardo Favio de la avenida Arturo Illia 2340 en la localidad de San Justo fue creada a través de un convenio entre el INCAA y la Unión Obrera Metalúrgica (UOM) de La Matanza. Los lunes y los viernes puede verse cine en tres funciones diarias con una entrada general de cinco pesos. Los jubilados y afiliados gremiales pagan tres pesos.

En los partidos de Almirante Brown y La Plata se encuentran los otros dos espacios del INCAA del Conurbano Bonaerense. El primero de ellos, el Graciela Borges, está ubicado en la calle E. de Burzaco 750, donde los viernes, sábados y domingos en cuatro funciones se pueden ver las películas que distribuye el Estado Nacional. Allí, la entrada general cuesta siete pesos y los jubilados y afiliados gremiales pagan cuatro.

En el centro de la ciudad de La Plata, en el Pasaje Dardo Rocha, el valor de la entrada general fue fijado en 10 pesos y para jubilados y afiliados gremiales en cinco con una función diaria a las 20, de martes a domingos.

En el interior bonaerense el INCAA realizó distintos acuerdos en los municipios de Bolívar, Bragado, Gonzales Chaves, General Madariaga, Laprida, Maipú, Tandil, Tapalqué, Trenque Lauquen y Tres Lomas.

Por ejemplo, en Maipú en la Sociedad Italiana de Socorros Mutuos se exhiben filmes con una entrada única y general de 10 pesos. Gracias a este convenio, el cine volvió a este municipio después de 25 años, ya que aún hoy no existen salas comerciales.

El Instituto Nacional de Cine cuenta además con espacios en las provincias de Entre Ríos, Misiones, Chaco, Salta, Jujuy, Santiago del Estero, La Pampa, Río Negro, Neuquén, Chubut, Santa Cruz, Santa Fe, Córdoba, Mendoza, San Juan y Catamarca.

Es importante destacar que la calidad de las películas que se proyectan en los 49 espacios del INCAA de todo el país son de última generación y las salas están acondicionadas como en cualquier cine comercial.

En los cines privados las mismas películas pueden verse por valores que rondan entre los 65 y los 76 pesos por persona, si bien en general siempre hay ofertas de dos por uno. Es decir, por el precio de una entrada ingresan dos personas, promociones que se realizan entre las salas comerciales y bancos privados y tarjetas de crédito.

Sólo a modo de ejemplo citaremos que en el Village Avellaneda la entrada general cuesta 65 pesos, mientras que en el Atlas de Flores su valor es de 70 pesos y en el Hoyts Abasto, 74 pesos por persona.

En algunas salas comerciales, los jubilados y pensionados tienen precios especiales que rondan los 45 pesos, pero sólo con días y horarios restrictivos, ya que esas promociones rigen para días de semana.

El único espacio INCAA propiedad del Estado Nacional es el del cine Gaumont, en tanto que el resto funciona mediante acuerdos establecidos con privados, gremios, municipios y entidades sin fines de lucro.

En 2013, el Gaumont fue adquirido por el INCAA e inaugurado, tras la renovación de las salas y el edificio, el 16 de julio de ese año por la presidenta Cristina Fernández de Kirchner en un acto público con actores y directores.

Fuente: Télam

Comentarios

Ingresa tu comentario