Buenos Aires, 13/12/2017, edición Nº 1855

Por qué las mujeres son corredoras más eficientes que los hombres

La razón no está en las piernas, sino en sus cabezas: ellas son más analíticas y eso hace que lleguen en mejor forma a los últimos kilómetros.

(CABA) Asumiendo que el running no es para todo el mundo, si usted ha decidido sumarse a la corriente veloz, sepa que si es fémina lo tiene mucho más fácil.

El investigador danés y maratonista Jens Jakob Andersen llegó a esta conclusión tras analizar más de 1,8 millones de resultados de 131 carreras de maratón durante cinco años. Parece ser que las mujeres son corredoras más eficientes energéticamente que los hombres en todos los ámbitos. “Creo que se debe a que nosotros, los hombres, tendemos a idealizar lo buenos que somos”, dijo Andersen a The Washington Post. Mientras que ellas, conscientes de ‘sus limitaciones físicas’, utilizan la cabeza antes de mover las piernas.

“En la mayoría de los casos, aunque, como todo, depende de cada deportista, las mujeres son más listas a la hora de correr”, confiesa Ramiro Matamoros, plusmarquista del maratón popular de Madrid y entrenador del Club de Atletismo Clínico Menorca. “Es cierto que los hombres en general, por su fisionomía, suelen alcanzar más velocidad que las mujeres. Es habitual que sean más musculosos, y esto les hace más ágiles. Pero correr, sobre todo pruebas más largas como un maratón [trayecto de larga distancia], que es la especialidad que conozco, no solo consiste en mover deprisa las piernas, ni tampoco se trata de un ejercicio meramente físico; se necesita una parte psicológica, que implica concentración y cálculo. Generalizando, diría que ellas son más analíticas a la hora de correr, y eso hace que lleguen en mejor forma a los últimos kilómetros”.

Los corredores de maratón persiguen divisiones negativas, que se trata de correr a un ritmo normal durante la primera mitad, e ir aumentando gradualmente el paso para hacer una carrera más rápida en la segunda mitad, y esto es algo que en general a los hombres les cuesta más. Mientras que las mujeres son mejores para mantener un ritmo constante en la carrera, los hombres son mucho más propensos a empezar fuerte. Puede ser una mezcla de confianza excesiva y biología. “Aunque los varones son más rápidos en la carrera que las mujeres (debido a la genética), no son más inteligentes”, dice Andersen. “Por ejemplo, las mujeres son un 18,63% más eficientes en el ritmo de la carrera”.

“Yo tengo corredores con gran capacidad de resistencia, tanto hombres como mujeres, pero sí que es cierto que la fémina, por lo general, es más obediente a la hora de equilibrar la fuerza en relación con el tramo final de la prueba”, insiste Ramiro Matamoros.

mujer corre

Distintas capacidades, ¿distintos entrenamientos?

Desde pequeñas, las niñas ven cómo su capacidad física suele ser algo inferior a la de los chicos, ya sea en la clase de gimnasia o en las peleas por el mando a distancia con su hermano pequeño; es un hecho fisiológico. A pesar de que hemos evolucionado y la capacidad muscular masculina ya no es necesaria para sobrevivir, ellos siguen teniendo una tendencia natural a la musculatura que excede a la de ellas.Aunque, ojo, según un estudio de la Universidad de California sobre la evolución de los resultados olímpicos, las diferencias en los récords deportivos entre varones y mujeres tienden a disminuir a medida que pasa el tiempo. De hecho, la investigación apunta que la evolución desde la década de los veinte ha demostrado que las atletas femeninas progresan dos veces más rápido que los atletas masculinos; y que, a ese ritmo, las diferencias desaparecerían por completo hacia 2050.

Por eso Ramiro asegura que la base del entrenamiento puede ser igual para un hombre que para una mujer. “Además, un adiestramiento deportivo es algo que tiene una parte de individual, cada uno tiene que saber cómo entrenar y sobre todo dejarse asesorar por su entrenador. Una mujer, si está preparada, podría llegar a hacer el mismo entrenamiento que un hombre. Personalmente, considero que la velocidad a la que se corra no es tan importante como el llegar al final de la prueba en buena forma física y haber sabido resistir adecuadamente. Dejando de lado los factores externos, que por supuesto influyen, como el terreno en el que se corra, el clima o el mismo equipamiento deportivo, para correr más rápido solo hay que fijarse un objetivo y tener cierta disciplina, siempre disfrutando con lo que se hace, porque si no, los resultados no serán los mismos”.

He aquí siete razones por las que merece la pena calzarse las deportivas:

1. “Correr un par de veces a la semana a un ritmo moderado es una buena estrategia”, asevera Peter Schnohr, director un estudio publicado en Journal of American College of Cardiology sobre los beneficios del running “Y aumenta la esperanza de vida de las mujeres en 5,6 años, y la de los hombres en 6,2 años”, añade.

2. Incrementa la producción de cartílago en personas que corrían regularmente con respecto a aquellas que eran sedentarias, según un estudio realizado en Australia en la Universidad Monash.

3. El ejercicio incrementa el riego sanguíneo también en el pabellón auditivo, según un estudio realizado sobre un grupo de mujeres corredoras en la Universidad de Bellarmine, que constató que aquellas que practicaban jogging regularmente tenían un oído más fino en, aproximadamente, un 8% más que aquellas que no lo hacían.

4. La American College of Sports & Medicine publica un estudio realizado en Australia, entre un grupo de corredores y otro de gente que no lo era, que demuestra que los primeros tenían un umbral de dolor más elevado que aquellos que no corrían.

5. Alivia los dolores de cabeza, según la Universidad de Gotemburgo, en Suecia, que encontró que aquellas personas que sufrían migrañas, redujeron en gran medida el problema cuando se sometieron a una rutina de salir a correr cuarenta minutos, tres días por semana, durante tres meses.

6. La Universidad Metodista del Sur de Dallas encontró que existe una relación directa entre correr y la capacidad que puede tener una persona para relajarse más fácilmente.

7. Comparando la influencia que correr ejercía sobre el cerebro con otro tipo de estimulaciones mentales, la Universidad de Illinois encontró que el galope era el mayor estimulante del cerebro, incrementando de forma notoria las funciones cognitivas.

mujer corre2

Fuente: El País

Comentarios

Ingresa tu comentario