Buenos Aires, 12/12/2017, edición Nº 1854

Exclusivo: Por qué Larreta no quiere jugar con Macri 2015

El Jefe de Gabinete rumea entre dudas cómo garantizar su futuro político más allá del PRO y sin ser la sombra de nadie. (CABA) El Jefe de Gabinete porteño Horacio Rodríguez Larreta está en la primera línea de fuego. En los medios, es la figura que, junto a la vice Vidal, pone la cara y da explicaciones —incluso excusas— gubernativas sobre gestión. Su rostro es de los más conocidos en...

El Jefe de Gabinete rumea entre dudas cómo garantizar su futuro político más allá del PRO y sin ser la sombra de nadie.

larreta 3

(CABA) El Jefe de Gabinete porteño Horacio Rodríguez Larreta está en la primera línea de fuego. En los medios, es la figura que, junto a la vice Vidal, pone la cara y da explicaciones —incluso excusas— gubernativas sobre gestión.

Su rostro es de los más conocidos en el partido amarillo. Y por eso, también recibe muchos dardos y críticas. A Mauricio Macri le ha atajado más de uno.

Entre las sátiras una de las que más caló hondo fue la de compararlo con el Guasón, el archivillano de Batman, por su extensa risa. Y si bien pudo haberlo incomodado, siguió adelante sin reproches o sobresaltos.

Pero ahora, apareció una burla que si le llegó. En Periodismo Para Todos se mofan de su labor, reduciéndola a ser el “Che, Pibe” de Macri. Las imitaciones en el programa que conduce Jorge Lanata lo muestran como servil y una simple sombra de los caprichos de Mauricio Macri.

Ese bloque de sátira política que se ve en Canal 13 es en parte un reflejo de los mayores temores de quien es hoy uno de los firmes candidatos a heredar la Jefatura capitalina.

Entre allegados y a solas, Larreta quiere, luego de años de gestión pública, dejar de ser el escudero para ser el jinete principal, el jefe político. Es por esto que medita a fondo cómo debe ser su participación en 2015 para no quedar pegado a un candidato, Macri, o a un partido, PRO, y consolidarse como un de los hombres fundamentales de la política contemporánea.

Es por esto que, a contrapelo amarillo, rumea sobre la posibilidad, latente como tantas otras, de que se pinche el globo macrista el año que viene y haya que recular tanto su futuro político como el del PRO, que hoy se debate codo a codo con el sciolismo y el Frente Renovador para el recambio en Casa Rosada.

Y si de sacrificios se habla, en los pasillos de gobierno se habla hasta qué punto Mauricio Macri sacrificará bancas, acuerdos y jurisdicciones para poner toda su energía en las presidenciales. Algunos, incluso, asuran que el jefe capitalino está dispuesto a dejar la Ciudad en manos de otro partido u otra mayoría legislativa con tal de llegar al Sillón de Rivadavia.

Y esto significa hacer olas en los deseos de Larreta, quien a la inversa no tendría empacho en disfrutar un panorama “afuera” con él en Jefatura de ahora Parque Patricios.

Entre manos, parabuenosaires.com pudo saber que existieron charlas y encuentros secretos entre Horacio (con o sin su hermano) y el líder del Frente Renovador, Sergio Massa. Se repetiría la dinámica a través del ex legislador K y ahora massita porteño, Diego Kravetz.

Como condimento final, Horacio tampoco quiere nadie que le haga sombra como vice porteño. Ni colorados, ni Ritondistas. Larreta quiere una figura decorativa que mida bien, preferentemente una mujer, de sonrisa de oreja a oreja.

Más allá de esta data, que ha de ser desmentida por ambas partes para no generar suspicacias, lo cierto es que el Jefe de Gabinete vivirá un 2015 intenso, donde se pondrá a prueba todo el capital político que adquirió no sólo en sus años como político del macrismo, sino como hombre de la función pública durante toda su trayectoria. El conteo de votos final habrá de decir cuán errada estaba la caricatura burlona en las pantallas de Canal 13. Si le da para #1 o deberá confirmarse con ser #2, toda su vida política.

Comentarios

Ingresa tu comentario