Buenos Aires, 20/09/2017, edición Nº 1771

¿Por qué el 30 de Mayo se conmemora el Día Nacional de la Donación de Organos?

Desde 1998, el 30 de mayo se celebra el Día Nacional de la Donación de Órganos. Este hecho es tomado para simbolizar la posibilidad de dar vida tras haber recibido un trasplante.

Desde 1998, el 30 de mayo se celebra el Día Nacional de la Donación de Órganos en conmemoración al nacimiento del hijo de la primera mujer trasplantada hepática en un hospital público de nuestro país, el Hospital Dr. Cosme Argerich. Este hecho es tomado para simbolizar la posibilidad de dar vida tras haber recibido un trasplante.

Sobre la donación de órganos

La donación y el trasplante de órganos y tejidos, se rige en todo el país, por la Ley 24.193, que a partir del año 2006 incorporó las modificaciones introducidas por la Ley 26.066, donde se crea el Registro Nacional de Expresiones de Voluntad para la Donación, allí se registra tanto la expresión de voluntad afirmativa como de oposición a la donación. La manifestación de voluntad de donar los órganos para después de la muerte es un acto por medio del cual podemos salvar o mejorar la calidad de vida a más de 7 personas. Es una decisión que debe ser tomada en forma absolutamente libre y para la cual se deberá contar con la información suficiente.

El trámite para la manifestación de voluntad sobre la donación de órganos y tejidos es personal y siempre revocable. Todas las personas mayores de 18 años y capaces legalmente, pueden manifestar su voluntad afirmativa o negativa de donar. En el caso de menores de 18, serán únicamente sus padres o representantes legales quienes autoricen o no la donación de órganos y tejidos. De no existir dicha manifestación expresa, la Ley vigente presume que la persona es donante.

¿Dónde se realiza?

El trámite de expresión de voluntad puede realizarse en:
– En el INCUCAI u Organismos Jurisdiccionales: en la Ciudad el Instituto de Trasplante, firmando un acta de expresión.
– En las oficinas del Registro Civil, asentándolo en el DNI.
– En la sección Documentación de la Policía Federal, firmando un acta de expresión.
– Por medio de carta documento o telegrama expedido de manera gratuita a través del Correo Argentino (sólo para quienes desean manifestar su oposición).
– En los Centros de Gestión y Participación Comunal: 2, 10, 13 , 15 y en la Dirección de Tránsito
– En los Hospitales: Garrahan, Durand, Ramos Mejía, Santojanni, Elizalde y Argerich.

Durante un proceso de donación – trasplante, se verifica en el registro informático –SINTRA-, si la persona fallecida dejó expresada en vida su voluntad de ser donante. Si no existe dicha manifestación expresa, la ley considera que es donante y se requerirá a la familia que testimonie sobre la última voluntad del fallecido.

Proceso para la Donación de Organos 

1- Inicio del proceso: Cuando un paciente fallece en una unidad de terapia intensiva de cualquier establecimiento de salud, el medico a cargo, es quien inicia el proceso de donación de órganos y tejidos, cuando comprueba signos clínicos de muerte encefálica. Ahì comunica al organismo jurisdiccional, en la Ciudad el Instituto de Trasplante, la existencia de un potencial donante.

2- Certificación de la muerte: Se constata el fallecimiento de la persona bajo criterio de muerte encefálica y la viabilidad de los órganos y tejidos, a los efectos del trasplante.

3- Mantenimiento de los órganos: Por medios artificiales se mantienen oxigenados los órganos y se realizan estudios de laboratorios que garantizan las condiciones óptimas para ser trasplantados.

4- La voluntad de donación: Se constata en el Registro Nacional de Expresiones de Voluntad para la Donación, si la persona fallecida dejó constancia expresa de su voluntad de donar los órganos. Si el fallecido no dejo manifestación expresa, la Ley vigente considera que la persona es donante, se le solicita a la familia que dé testimonio de última voluntad respecto a la donación. (Siempre se respecta la voluntad del fallecido). Si dejó manifestó su voluntad afirmativa se informa a la familia y luego se procede a continuar con el proceso donación para trasplante.
En caso de menores de 18 años son los padres o representantes legales quienes deciden sobre la donación de órganos y tejidos.

5- Búsqueda de receptores: Con las características biológicas y el grupo sanguíneo del donante se inicia la búsqueda de los posibles receptores (de acuerdo al grado de urgencia de los receptores, la compatibilidad biológica entre donante y receptor y la antigüedad en lista de espera) a través del Sistema Informático Nacional de Trasplante de la República Argentina –SINTRA.

6- Asignación y ablación: Luego se asignan los órganos y mientras los centros de trasplantes se preparan para los implantes, en el hospital donde se encuentra el donante se inicia la ablación (extracción de órgano). Luego el cuerpo del fallecido, tratado con el mayor de los respetos, es entregado a la familia y se trasladan los órganos en total asepsia.

7- El trasplante: Finalmente los médicos realizan el trasplante a pacientes que estaban inscriptos en lista de espera. Los pacientes sin cobertura social cuentan con programas que garantizan el acceso al trasplante y a la medicación inmunosupresora. Las obras sociales y el sistema de medicina prepaga están obligados a cubrir los gastos de los estudios médicos y el trasplante.

Sobre el Instituto de Trasplante de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires

El Instituto de Trasplante de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, fue creado por la Ley N° 3294/09. Es el organismo dependiente del Ministerio de Salud del Gobierno de la Ciudad, responsable de coordinar, regular y desarrollar todos los procesos de donación y trasplante de órganos y tejidos en el ámbito de la Ciudad de Buenos Aires, de acuerdo a la Ley 24193 y modificatoria Ley 26066.

Cuenta con:
– Una guardia operativa que funciona los 365 dìas del año
– Equipo interdisciplinario de técnicos y profesionales
– Una red de Coordinadores Hospitalarios que agiliza el proceso donación-trasplante
– Un equipo de difusión y educación para la promoción de la donación
– Un grupo de trabajo social para la atención de los derechos sociales de los pacientes

Trasplante Hepático Nº 500 en el Hospital Argerich

A comienzos de mayo el Programa de Trasplante Hepático del Hospital Argerich realizó el trasplante hepático Nº 500.

Sobre el Trasplante Hepático

El trasplante hepático es el único y último recurso con que cuenta la comunidad médica para salvar los pacientes que presentan una falla aguda o crónica de su hígado. A diferencia del riñón o el corazón, que cuentan con máquinas supletorias de estos órganos, el hígado es un órgano tan complejo que no es posible reemplazarlo por una sola máquina.

El Programa de Trasplante Hepático del Hospital Argerich comenzó hace 21 años siendo el primer programa público de adultos de la Argentina. Realiza este procedimiento en forma ininterrumpida desde sus inicios brindando esta ayuda terapéutica en forma gratuita para los pacientes de todo el país. Los pacientes trasplantados continúan en seguimiento en la institución durante toda su vida.

El trasplante hepático está considerado como uno de los procedimientos más complejos que existen en la actualidad, con una duración promedio de las cirugías de 8 a 10 horas. Hay que sumarle que parte del equipo viaja a realizar la cirugía de la ablación (extracción del órgano a trasplantar) en el lugar que esté el donante, por lo tanto se traslada a todo el país en cualquier horario del día, habitualmente de noche.

Para el trasplante Nº 500, por ejemplo, se realizó la ablación en Mendoza y en el primer trasplante del Hospital Argerich el órgano injertado fue ablacionado en Mar del Plata. Se ha viajado a todos los rincones del país, inclusive a países vecinos para realizar estos procedimientos.

El equipo está operativo los 365 días del año y dejan sus actividades programadas para concretar este procedimiento.

El equipo del Programa de Trasplante Hepático del Hospital Argerich ha realizado el primer trasplante dominó del país (trasplante secuencial de hígado: un donante que se utiliza para dos receptores), así como trasplantescombinados hepatorrenales, hepatocardíacos y trasplante con split (bipartición hepática: un órgano que se divide para dos receptores).

Así mismo el Programa de Trasplante Hepático del Hospital Argerich participa junto con el Hospital Garrahan de la realización de Donantes vivos relacionados. Este es parte de un acuerdo fue firmado en 1995 entre las autoridades del Ministerio y el Hospital J.P.Garrahan.

¿Cómo es este procedimiento?
La cirugía de los donantes adultos se realiza en el Hospital Argerich y el órgano donado se implanta en el paciente pediátrico en el Hospital Garrahan, habiéndose realizado a la fecha alrededor de 150 de estos procedimientos de este tipo.

¿Quienes integran el equipo?
Esta equipo multidisciplinario está formado por cirujanos, hepatólogos, anestesiólogos, terapistas, infectólogos, especialistas en medicina transfusional, bioquímicos, enfermeros y técnicos de anestesia, hemoterapia, que se movilizan para estar disponibles en cada etapa del procedimiento.

Un poco de historia:

En 1994, se crea Dirección de Coordinación, Procuración y Ablación de Órganos (DICOPROA) dependiente de la Municipalidad de la Ciudad de Buenos Aires, con el objetivo general de realizar la procuración de órganos y tejidos con fines de implante en los hospitales de la ciudad. Entonces, la Ciudad no contaba con autonomía jurídico-institucional, y dependía del INCUCAI para llevar adelante las actividades de procuración de órganos. Al constituirse la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, se aprueba por Resolución Nº 124 del Ministerio de Salud, el Programa de Procuración y Ablación de Órganos y Tejidos, dependiente del SAME, que se integra en una Red con los hospitales de la Ciudad en los que se desarrolla actividad trasplantológica.

En marzo de 2003, se crea la Coordinación Programa de Trasplantes, que incorpora nuevas competencias y funciones institucionales y cuenta con un presupuesto propio para el desarrollo de las actividades específicas destinadas a incrementar la donación efectiva de órganos y tejidos para trasplante. Desde el año 2007 el Programa modifica su nombre a Coordinación de Trasplante hasta que la Legislatura de la Ciudad sanciona en noviembre de 2009 la Ley 3294 creando el Instituto.

En la actualidad hay miles de personas que para seguir viviendo o mejorar su calidad de vida necesitan de un trasplante, y la realidad es que la lista de espera para recibir órganos y tejidos seguirá creciendo si no se logra aumentar la donación. La única manera de resolver la escasez de órganos para trasplante es ser donante y animar a otros a que también lo sean; cuanto más donantes haya mayor será el número de vidas que pueden salvarse. Sólo con donaciones hay trasplantes

El trasplante es un tratamiento médico complejo, mediante el cual se reemplaza un órgano vital o un tejido enfermo, sin posibilidad de recuperación, por otro sano. Para que un trasplante llegue a realizarse, se precisa de alta tecnología médica y fundamentalmente de la solidaridad de la sociedad con sus donaciones: sin donaciones de órganos, no hay trasplantes.

Comentarios

Ingresa tu comentario