Buenos Aires, 12/12/2017, edición Nº 1854

Por las trabas para importar, Honda deja de vender sus modelos más caros

A principios del año pasado, las trabas para importar lograron frenar las ventas internas de automóviles de marcas extranjeras de lujo como Ferrari, Maserati, BMW y Mini. Todas, se vieron obligadas a cerrar acuerdos para exportar algún producto a cambio de que el Gobierno libere los trámites y puedan seguir vendiendo sus modelos en el mercado doméstico, y seguir así aprovechando el boom que vive la industria automotriz en la...

A principios del año pasado, las trabas para importar lograron frenar las ventas internas de automóviles de marcas extranjeras de lujo como Ferrari, Maserati, BMW y Mini. Todas, se vieron obligadas a cerrar acuerdos para exportar algún producto a cambio de que el Gobierno libere los trámites y puedan seguir vendiendo sus modelos en el mercado doméstico, y seguir así aprovechando el boom que vive la industria automotriz en la Argentina.

Sin embargo, tras casi 12 meses del debut de las llamadas licencias no automáticas, las restricciones se mantienen y en las terminales de los puertos siguen acumulándose modelos de alta gama que se esperan en las concesionarias locales para poder cumplir con las entregas pactadas con sus clientes.

La mano de Guillermo Moreno hace que, por ejemplo, los dos modelos más caros que Honda vende en la Argentina ya no se encuentren en el listado de comercialización interna de la automotriz japonesa.

Se trata del Accord y de la camioneta Pilot, que se han dejado de importar de manera temporal debido a que las barreras establecidas por el Gobierno impiden su rápido ingreso al país y mantienen una gran cantidad de ambos modelos frenados en contenedores que se acumulan en zonas portuarias.

En las concesionarias de la fabricante asiática de vehículos ya no reciben más pedidos ni toman reservas por ninguno de los dos por temor a no cumplir con sus clientes. ?No tenemos fechas de referencia de entregas de ninguno de los dos, porque no sabemos cuándo nos van a liberar la importación de ambos modelos en la Aduana?, admitieron a El Cronista en una de los locales Honda. ?Por eso, preferimos no seguir ofreciendolos ni prometiendo que vamos a entregarlos en los plazos que estipulamos?, agregaron.

En la práctica, tanto esta compañía como el resto de las que importan autos al país, realizan los trámites y presentan los legajos y la documentación requerida por los organismos oficiales en tiempo y forma. Pero los días pasan, y las trabas se mantienen. Los funcionarios de Aduana no liberan los autos y las marcas se ven perjudicadas al tener que cerrar menos operaciones por mes.
En el caso de Honda, el Accord 3.5 V6 y el SUV Pilot, que según la última lista de Acara costaban u$s 47.300 y u$s 68.800 respectivamente, ya no figuran ni siquiera en el sitio web doméstico de la marca japonesa.

Las licencias no automáticas comenzaron a regir en marzo del año pasado. Y alcanzaban a los autos importados de terminales sin operaciones en la Argentina. Fue una decisión llevada a la práctica por el Ministerio de Industria y la Secretaría de Comercio Interior para obligar a estas automotrices a presentar un plan de compensación de balanza comercial.

La idea de Débora Giorgi y Guillermo Moreno es otorgar permiso para importar a las empresas que pudieran exportar la misma cantidad de dólares que importan.

Pero en el caso de Honda, ya produce uno de sus modelos en la Argentina. Se trata del City, que si bien es comercializado en su totalidad en el mercado local, la empresa tiene planes de iniciar un proceso de exportación en breve. Además, Honda produce en el país alrededor de 200.000 motos al año. Con lo cual, llama la atención que esté también siendo afectada por las trabas a las importaciones.

El único modelo no afectado, dentro de la gama alta de la marca, es el Accord 2.4 que tiene un precio de lista cercano a los u$s 39.000 y u$s 41.100 para las versiones manual y automática respectivamente.

Comentarios

Ingresa tu comentario