Buenos Aires, 18/08/2017, edición Nº 2077

Por la suba de costos y caída de las ventas, crece el cierre de locales en la Ciudad

A la fuerte presión impositiva que ejerce el Gobierno de Mauricio Macri, se suman la baja de las ventas y el aumento en los alquileres de los locales. (Ciudad de Buenos Aires) Los carteles de “se alquila” se van expandiendo por toda la ciudad. Hace un año, la calle Florida fue la primera en sufrir un aumento en el número de locales vacíos, como producto de la menor afluencia de...

A la fuerte presión impositiva que ejerce el Gobierno de Mauricio Macri, se suman la baja de las ventas y el aumento en los alquileres de los locales.

locales-alquiler-cerrados-parabuenosaires

(Ciudad de Buenos Aires) Los carteles de “se alquila” se van expandiendo por toda la ciudad.

Hace un año, la calle Florida fue la primera en sufrir un aumento en el número de locales vacíos, como producto de la menor afluencia de turistas extranjeros a la Ciudad de Buenos Aires. Pero ahora el fenómeno se extendió al resto a las avenidas de todos los barrios.

Sólo en la zona delimitada por Callao, Santa Fe, Cerrito y Alvear hoy hay 49 locales vacíos o en alquiler, y en algunas zonas, como Uruguay al 1200 o Montevideo al 1700, se pueden ver hasta tres negocios sin ocupar en una misma cuadra, según consignó el diario La Nación.

La avenida Alvear, que históricamente fue la arteria elegida por las marcas de lujo, vio partir a varios comercios que vivían de las exportaciones, y que por las trabas impuestas por el secretario de Comercio, vieron extinguirse su negocio.

En tanto, el panorama no mejora en los barrios porteños, donde los carteles de alquiler también abundan.

Entre el 3700 y el 5000 de la avenida Corrientes, en Almagro, hay 11 locales sin ocupar, a razón de casi un negocio por cuadra, algo que hacía mucho que no ocurría.

En Florida, por otra parte, parece que hubiera una relación inversamente proporcional entre la explosión de “arbolitos” que ofrecen comprar o vender dólares a los gritos y el cierre de locales. En la seis cuadras que van desde la plaza San Martín hasta la avenida Corrientes hoy hay catorce locales cerrados y otros siete comercios tienen grandes carteles que anuncian un inminente cierre definitivo.

“La menor actividad se siente en zonas como la calle Florida o Santa Fe, entre Callao y la plaza San Martín, que sufren con la menor llegada de turistas extranjeros, mientras que en el resto de la ciudad lo que más se ve son demoras en las renovaciones de los alquileres. Cuando cierra un local pueden pasar 60 o 90 días hasta que se vuelve a ocupar”, señaló Roberto Arévalo, presidente de la Cámara Inmobiliaria Argentina.

A la hora de explicar la multiplicación de locales vacíos en la ciudad, los operadores inmobiliarios coinciden en culpar a la desaceleración del consumo. “Cada vez que llega fin de mes se ven más locales vacíos, porque no se renuevan los contratos que vencen y otros que están en vigencia los inquilinos prefieren rescindir, cumpliendo con los 60 días de preaviso. El tema fundamental es la caída de los niveles de actividad, que en muchos casos hace imposible sostener un negocio”, explicó Armando Pepe, dueño de la firma homónima.

Pepe además destaca que ya se siente un efecto en los precios. “La menor demanda ya está impactando en los precios y es cada vez más común que a la hora de renovar un alquiler el dueño prefiera mantener el precio y no aumentar si se trata de un inquilino que cumple”, señaló el empresario inmobiliario.

En la misma línea, en la consultora especializada Colliers International destacan que las grandes marcas de retail pusieron en el freezer sus planes de aperturas. “Estamos notando que no hay planes de expansión constantes por parte de las grandes cadenas minoristas, y a lo sumo están abriendo uno o dos locales. Igual, cuando bajan los precios aparecen las oportunidades y ahí las grandes marcas se muestran más activas”, explicó Marcelo Zuliani, director comercial de Colliers

Las oportunidades que aparecen en la plaza inmobiliaria además provocaron que cada vez más empresas empiecen a analizar la posibilidad de dejar de ser inquilinos para convertirse en dueños. “Empiezan a aparecer bancos y marcas de ropa internacionales que como no pueden girar fondos al exterior ahora analizan comprar locales como una manera de proteger sus fondos”, explicó Zuliani.

Florida ya no es líder regional

La baja en la actividad comercial se nota con especial intensidad en la calle Florida, que ya venía golpeada por la menor afluencia del turismo. De acuerdo con un informe de la consultora Colliers International, en el último año el precio promedio de los alquileres comerciales en la peatonal cayó 12,8%, hasta tocar los 88,9 dólares por metro cuadrado.

El descenso en los precios además provocó que por primera vez en décadas Florida tuviera que resignar su condición de ser la arteria comercial más cara de América latina. En la actualidad, ese lugar lo ocupa la calle Oscar Freire, de San Pablo, donde el metro cuadrado en alquiler cotiza a 109 dólares, es decir, 22% por encima de los valores que se manejan en la calle Florida. Además, prácticamente duplican los precios que en promedio se pagan en Santa Fe y Callao (donde alquilar cuesta 65 dólares por metro cuadrado) y Cabildo y Juramento (US$ 60,7).

Comentarios

Ingresa tu comentario