Buenos Aires, 18/12/2017, edición Nº 1860

Por la quita de subsidios, aumenta la cuota de los colegios privados

La suba tiene un topo del 25% y regirá desde el mes de julio. El ajuste, en promedio, es de un 10 por ciento. Influye la quita de subsidios de hasta $150 millones por parte del Gobierno porteño. (CABA) En marzo los establecimientos educativos privados de la Ciudad de Buenos Aires habían ajustado un 10% promedio. El gobierno porteño confirmó ayer el segundo aumento del año para las cuotas de...

La suba tiene un topo del 25% y regirá desde el mes de julio. El ajuste, en promedio, es de un 10 por ciento. Influye la quita de subsidios de hasta $150 millones por parte del Gobierno porteño.

519977209_colegios_privados

(CABA) En marzo los establecimientos educativos privados de la Ciudad de Buenos Aires habían ajustado un 10% promedio.

El gobierno porteño confirmó ayer el segundo aumento del año para las cuotas de los colegios privados subvencionados de la Ciudad, que comenzará a regir a partir de julio. Las nuevas bandas arancelarias autorizan una suba que va del 14% al 25%, de acuerdo con el porcentaje de aporte estatal que recibe la escuela. Las autoridades educativas afirman que sólo 3 de cada 10 escuelas privadas están autorizadas a aplicar los aumentos más altos.

De acuerdo a la aplicación del Decreto 2417/93, el Ministerio de Educación informa que dado el marco inflacionario en el cual se encuentra el país, fue aprobada una modificación en las bandas arancelarias para las escuelas privadas que reciben aportes estatales.

Los aportes modificados son de hasta el 25% para las escuelas que reciben aporte estatal del 40%. Mientras que para las que reciben aporte estatal del 100% es del 14%.

A principios de junio se reunió la Comisión de Aranceles (integrada por representantes del gobierno porteño, de los padres y de las escuelas) para tratar el tema y la Asociación de Entidades Educativas Privadas Argentinas firmó en disconformidad porque considera que el aumento es un ataque a la clase media, a miles de padres que mandan a sus hijos a la escuela privada, a quienes le transfieren el costo de un ajuste arbitrario, ilegítimo e intempestivo.

Según explicaron desde la cartera educativa porteña, dicha modificación es considerada como reformulación de las bandas arancelarias a partir de la paritaria docente de febrero 2013.

En este marco, el jefe de Gabinete del Ministerio de Educación porteño, Diego Fernández, preciso: “Gestionamos los recursos para privilegiar a aquellos que más lo necesitan”.

Al mismo tiempo, admitió que “autorizamos a los colegios a aumentar en los casos que necesiten las cuotas para poder compensar la falta de subsidios”.

“Solo en 3 de cada 10 colegios, con cuotas de más de 600 pesos, puede tener cambios que acreciente el impacto de las paritarias. En 7 de cada 10 escuelas privadas ese impacto no existe”, concluyó Fernández.

Al mismo tiempo, cabe recordar que las escuelas tienen que informar a las comunidades educativas el valor de la cuota modificada. Esta acción comenzó a realizarse en los últimos días.

Las escuelas se refieren a la quita de subsidios implementada por el gobierno porteño en marzo, que alcanzó una reducción de 150 millones de pesos por la cual ya se presentaron cerca de 20 recursos de amparo en la Justicia, según informa el diario Clarín.

El vocero de ADEEPRA, la Asociación de Entidades Educativas Privadas Argentinas, Alfredo Fernández, aseguró que la medida del macrismo afecta al 35% de los colegios privados de la Ciudad porque impacta de lleno en el presupuesto de unas 150 escuelas en todos sus niveles, inicial, primario y secundario.

En la Ciudad hay un total de 900 escuelas privadas, de las cuales la mitad reciben aportes estatales, y en las 450 restantes, las cuotas son reguladas por la Secretaría de Comercio de la Nación, comandada por Guillermo Moreno, explicaron desde la cartera educativa porteña.

Comentarios

Ingresa tu comentario