Buenos Aires, 13/12/2017, edición Nº 1855

Poli: “no nos van a sacar esta bendita costumbre de pedigüeños”

Lo dijo el arzobispo porteño en la misa central por el Día de San Cayetano. (CABA) En la habitual jornada de oración festiva por el “cumpleaños” de San Cayetano, ayer en Liniers no sólo se pidió y agradeció por el trabajo y la salud de los argentinos. Se repitieron también los ruegos por la paz en Medio Oriente. En sintonía con la permanente inquietud del papa Francisco de llamar la...

Lo dijo el arzobispo porteño en la misa central por el Día de San Cayetano.

poli_3

(CABA) En la habitual jornada de oración festiva por el “cumpleaños” de San Cayetano, ayer en Liniers no sólo se pidió y agradeció por el trabajo y la salud de los argentinos. Se repitieron también los ruegos por la paz en Medio Oriente.

En sintonía con la permanente inquietud del papa Francisco de llamar la atención sobre la persecución que sufren los cristianos sobre todo en Irak, su sucesor al frente del arzobispado porteño, el cardenal Mario Poli insistió en pedir que se rece por la paz.

Casi al final de la ceremonia, Poli afirmó que “no hay paz” en los lugares de Medio Oriente que visitó recientemente el Papa y pidió una oración especial por la situación en la Franja de Gaza. Llamó también a tomar el ejemplo argentino de convivencia entre los credos como “experiencia y ejemplo de paz“.

Como lo hacía Jorge Bergoglio al final de la misa central, celebrada a media mañana, Poli recorrió las filas de peregrinos que esperaban para ingresar en el templo a saludar de cerca la imagen del santo.

Los bendijo y les repitió el pedido de que rezaran por la situación de los cristianos perseguidos en Irak, donde 100.000 huyeron en las últimas horas de las ciudades del norte del país tras el avance del Estado Islámico.

Para sorpresa de los organizadores, la cantidad de fieles fue multitudinaria durante todo el día. El rector del santuario, el padre Jorge Torres Carbonel, informó que durante los días previos, “los fieles se lamentaban porque no los dejaban acampar; sin embargo, ayer la cantidad de peregrinos explotó“. Es que, según el cura, “el devoto es muy creativo” y dos personas en una fila los días anteriores representaban a diez familias que se iban turnando para reservar su lugar.

Con San Cayetano celebramos la misericordia de Dios con los más necesitados“, es el lema que rigió la jornada de fiesta de ayer, elegido entre las intenciones que se asientan en los cuadernos del santuario de Liniers durante todo el año.

Durante la homilía, Poli señaló que, entre las motivaciones que mueven los corazones de los peregrinos que se acercan a Liniers, se destacan los agradecimientos por los “dones recibidos“. Y muchos también acuden a pedir: “Pero como siempre hay necesidad, decía el cura Brochero, no nos van a sacar esta bendita costumbre de pedigüeños“. Y prometió a los miles de personas que se agolpaban frente al templo o lo escuchaban por los medios de comunicación: “San Cayetano nunca te va a dejar de escuchar“.

Sugirió invitar a la mesa familiar, no sólo a los amigos, sino también a gente pobre que quizá no sean conocidos. Pero advirtió: “No hagamos clientela de esto, seamos generosos de lo que damos y no pidamos que nos retribuyan“.

Expresiones de piedad popular similares se vivieron en las más de 45 parroquias del país dedicadas al patrono del trabajo, San Cayetano.

Fuente: La Nación

Comentarios

Ingresa tu comentario