Buenos Aires, 24/09/2017, edición Nº 1775

Polémica por los presentes y los ausentes en la cena anual de AMIA

Familiares del grupo 18J, cercano al kirchnerismo, cuestionaron que el jefe de Gobierno Mauricio Macri haya sido el orador principal en la quinta Cena Anual de la entidad judía, celebrada anoche en el hotel Hilton. En tanto, la plana mayor kirchnerista, ofendida por la falta de obsecuencia de las nuevas autoridades -a la que CFK estaba acostumbrada-, brilló por su ausencia. (Ciudad de Buenos Aires) El ministro Carlos Tomada, cuya...

Familiares del grupo 18J, cercano al kirchnerismo, cuestionaron que el jefe de Gobierno Mauricio Macri haya sido el orador principal en la quinta Cena Anual de la entidad judía, celebrada anoche en el hotel Hilton. En tanto, la plana mayor kirchnerista, ofendida por la falta de obsecuencia de las nuevas autoridades -a la que CFK estaba acostumbrada-, brilló por su ausencia.

20120905-085749.jpg

(Ciudad de Buenos Aires) El ministro Carlos Tomada, cuya presencia fue confirmada días atrás, no asistió al evento, y su ausencia -la única de relevancia que se esperaba por parte del Gobierno nacional- marcó el alejamiento de Cristina Kirchner de la institución judía y Macri se convirtió en el protagonista político de la noche.

Desde la disidente Asociación de Familiares y Amigos de las Víctimas en el Atentado a la AMIA, 18J, protestaron: “Se nos prohibió la palabra en el acto del último 18 de Julio, no se nos invitó a la Cena, se nos acusa de tener un discurso político partidario y son ellos los que le conceden la palabra a un procesado por perseguir y escuchar a los familiares de las víctimas del Atentado a la AMIA, pronto a ser llevado a juicio oral por este hecho.”

En la cena también estuvo el gobernador bonaerense, Daniel Scioli, y otros dirigentes de la oposición.

También estuvo la nueva embajadora de Israel, Dorit Shavit, y el titular de la AMIA, Guillermo Borger, quien se atajó de las suspicacias: “Esto no es una cena política”, dijo durante su discurso.

Desde hace varios días, cuando se supo que la Presidenta no acudiría a la cena por diferencias con la conducción de la entidad, en la AMIA pensaron que el orador central sería el ministro de Trabajo, Carlos Tomada. Sin embargo, el ministro tampoco concurrió, como había trascendido.

(parabuenosaires.com)

Comentarios

Ingresa tu comentario