Buenos Aires, 22/09/2017, edición Nº 1773

Plaza de Mayo: un emblema porteño descuidado

Sucia y vandalizada, la plaza más antigua de la ciudad muestra su peor cara.

(CABA) Es la plaza más antigua de Buenos Aires, un verdadero emblema de la Ciudad. Pero su estado está lejos de semejante reputación. Veredas rotas, monumentos pintados con aerosol y fuentes secas y llenas de moho son el trágico saldo arquitectónico de la falta de mantenimiento y los actos de vandalismo durante las numerosas protestas que la tienen como epicentro.

Uno de los puntos que requiere atención más urgente es la Pirámide de Mayo, desgastada y con grafitis. Otro son las baldosas, gravemente deterioradas (especialmente en la salida del subte A, a la altura de la calle Defensa), sobre todo luego de ser perforadas para instalar vallas que protegieran la Casa Rosada de las protestas sociales en 2001. Las cuatro fuentes de agua de la plaza también se encuentran en estado de emergencia: secas y llenas de basura y moho.

El cuidado de esta emblemática plaza depende de la Dirección General de Espacios Verdes, perteneciente al Ministerio de Ambiente y Espacios Públicos porteño. Sin embargo, desde Ciudad aseguran que el Ejecutivo nacional también tiene responsabilidad en el tema, señala el diario La Nación.

Con todo, el Gobierno porteño se comprometió a poner en marcha un plan de reacondicionamiento de la plaza que tendría lugar en las próximas semanas e incluiría la limpieza de la Pirámide, la reparación de baldosas y trabajos de jardinería y luminaria, entre otros puntos.

Plaza-Mayo-vandalizada-mantenimiento_IECIMA20150310_0007_7

Comentarios

Ingresa tu comentario