Buenos Aires, 22/10/2017, edición Nº 1803

Plaza de Mayo con vallas: Macri quiere retirarlas pero lo desaconsejaron

Pusieron más vigilancia y carros hidrantes para evitar posibles protestas

(CABA) Son las vallas antivuelco de la Policía Federal que dividen la Plaza de Mayo en dos, a la altura de las calles Defensa y Reconquista. Mauricio Macri se entusiasmó con volver a habilitar la libre circulación de la histórica Plaza. Por eso, antes de que asumiera, uno de sus más estrechos colaboradores consultó a la ministra de Seguridad Patricia Bullrich un plan para quitar el vallado. El Presidente por ahora deberá esperar.
En el Ministerio de Seguridad confirmaron que el deseo presidencial se topó con varios escollos. El primero fue el proceso de traspaso de los 21 mil agentes de la Policía Federal a la Ciudad. El dilema surge porque la Plaza pertenece a la Ciudad -es un área protegida- y el ministerio de Seguridad es la encargada de salvaguardar la Casa de Gobierno. Para eso cuentan con una comisaría, una guardia de infantería y el cuerpo de bomberos. “La Federal quiere cuidar la plaza”, consignaron.

Sin embargo, el proceso y el convenio entre la Federal y la Metropolitana parece una formalidad al lado de una preocupación mayor: las marchas opositoras. Por las hipótesis de conflicto para el día de la asunción y las marchas posteriores de agrupaciones kirchneristas no se animaron a avanzar. Por el contrario, la seguridad se reforzó con agentes y carros hidrantes.
Los accesos por Rivadavia y Hipólito Yrigoyen se cerraron durante algunas marchas de mayor convocatoria como la de apoyo a Víctor Hugo Morales o como la de escasa concurrencia del último viernes.
En el Gobierno imaginan el primer semestre del año como el más complejo de la gestión. La inflación, las paritarias y el pago a los “fondos buitre” son condimentos que permiten imaginar un escenario convulsionado. ¿Se animarán entonces a quitar el vallado? “Es nuestro objetivo, pero no hay tiempos”, sentenciaron en Seguridad. NT

Comentarios

Ingresa tu comentario