Buenos Aires, 19/08/2017, edición Nº 2078

Pese a no tener habilitación, los Food Trucks se imponen como tendencia

Su practicidad los hacen atractivos para los ciudadanos. En eventos privados son la sensación.

(CABA) Los camiones de comida, o Food Trucks, están acondicionados y decorados. Al no tener habilitación oficial, se ofrecen en eventos, festivales y espacios como shoppings a cielo abierto comida gourmet al paso, cocina de autor y comida fresca, es decir, sin procesos industriales.

La tendencia del aumento de los food trucks crece desde hace unos cuatro años en Buenos Aires. En ese momento, funcionaban tres camiones; hoy hay al menos 15 en funcionamiento y otros 15 en el taller por salir a la calle“, contó Ernesto Lanusse, creador de Nómade y presidente de la Asociación Argentina de Food Trucks.

Que la gente coma en la calle rápido, rico y barato es una necesidad en las ciudades. Pocos cuentan con dinero para pagar un almuerzo en un bar todos los días“, indicó a La Nación Lanusse, que decora su instalación con plantitas, frutillas y guirnaldas de flores.

Por ahora, los Food Trucks sólo circulan por circuitos privados, porque la ley porteña que contempla la venta de alimentos en la calle sólo permite el expendio de golosinas, garrapiñadas, panchos y carnes a la parrilla.

Habilitar un food truck o no no cambiaría la cuestión. La ley de alimentos sólo permite vender cosas envasadas; no son frescas, no son de temporada, no son saludables“, explicó Lanusse, que recordó que en la ciudad la mitad de los chicos tienen sobrepeso. “Creemos que se trata de una política pública, que los privados tenemos que trabajar con el Estado. Nosotros no queremos sacarle el trabajo a nadie; queremos ser una oferta más“, dijo, en relación con que los puesteros de choripán los ven como una clara competencia.

food truckss

Comentarios

Ingresa tu comentario