Buenos Aires, 18/12/2017, edición Nº 1860

Pequeño viaje para salir de la rutina

Un viaje corto de fin de semana es lo ideal para despejar la mente y escaparse de la rutina de la ciudad. Si de lugares cercas se trata, existe Campana, ubicado dentro del partido de Cañada De la Cruz, en la provincia de Buenos Aires. (Ciudad de Buenos Aires – Destinos parabuenosaires.com) Si bien en el pasado era un espacio tranquilo, hoy en día, la ciudad creció gracias a la actividad portuaria...

Un viaje corto de fin de semana es lo ideal para despejar la mente y escaparse de la rutina de la ciudad. Si de lugares cercas se trata, existe Campana, ubicado dentro del partido de Cañada De la Cruz, en la provincia de Buenos Aires.
(Ciudad de Buenos Aires – Destinos parabuenosaires.com) Si bien en el pasado era un espacio tranquilo, hoy en día, la ciudad creció gracias a la actividad portuaria y a los grandes establecimientos industriales. Campana cuenta con un circuito histórico cultural pensado para realizar a pie. Lugares como la Catedral Santa Ana Florentina, el Palacio Municipal, el Barrio Ingles, el Museo del Automóvil, el Parque Urbano Ing. Roberto Rocca, entre otros, son imposibles de dejar pasar a la hora de visitar esta ciudad.
Hay variedad de alojamientos y restaurantes. Pero al elegir un lugar accesible y que brinde varias cosas al mismo tiempo, la hostería Las Fraulis, ubicada a solo 10 minutos de la ciudad de Campana, es un buen lugar para ir.
Su ambientación mezcla un estilo campo, pero a la vez moderno. Posee habitaciones amplias y con todo lo necesario para pasar un buen fin de semana, una sala de estar con un hogar a la leña que da la sensación de un ambiente acogedor y tranquilo. Por último un comedor que ofrece comidas caseras y dulces artesanales.
Si bien la el relax es importante y muchos prefieren disfrutar con masajes, yoga y meditación sus días libres, otros buscan algo diferente. Por eso mismo, Las Fraulis ofrece actividades como caminatas, observación de aves, vuelos en globo aerostático y la Reserva Natural Otamendi.

Comentarios

Ingresa tu comentario