Buenos Aires, 16/12/2017, edición Nº 1858

Peleas entre socios de Lacoste, Cacharel y Paula por sospechas de corrupción

Rudy Gotlieb fue echado de las firmas de ropa por sospechas de corrupción. (CABA) Se conocieron cuando el Exxel Group le compró la licencia de Cacharel y desde entonces fueron dos tipos inseparables. Juan Navarro, titular de ese fondo de inversión, designó a Rodolfo “Rudy” Gotlib, al frente de todas sus marcas de ropa. El Exxel desbarrancó en el 2001-2002 pero pudo retener las licencias de Lacoste y la mencionada...

Rudy Gotlieb fue echado de las firmas de ropa por sospechas de corrupción.

paula cahen

(CABA) Se conocieron cuando el Exxel Group le compró la licencia de Cacharel y desde entonces fueron dos tipos inseparables.

Juan Navarro, titular de ese fondo de inversión, designó a Rodolfo “Rudy” Gotlib, al frente de todas sus marcas de ropa.

El Exxel desbarrancó en el 2001-2002 pero pudo retener las licencias de Lacoste y la mencionada Cacharel, además de Paula. Lo que se extinguió fue la relación entre Navarro y Gotlieb que ahora se definirá en tribunales.

Directivos del Exxel contaron que Lacoste de Francia “comenzó a detectar signos de potenciales fraudes en las compañías. Se iniciaron inmediatamente investigaciones y se reunieron antecedentes de 20 casos de corrupción, todos liderados por Gotlib, por su hijo Joaquín y por su hermano Federico, quien, a pesar de no pertenecer a la compañía, se había transformado en uno de sus proveedores principales”.

Se trata de un negocio millonario: el año pasado esas licencias, junto a la inglesa Penguin, que también les pertenece y que manejaba Joaquín Gotlib; facturaron US$ 270 millones y ganaron US$ 35 millones. Emplean a 2.100 personas.

Por cierto, la disputa es la comidilla del sector. En parte, porque involucra la codiciada licencia de Lacoste. La firma del cocodrilo es socia con un 50% de esas etiquetas exclusivas para su fabricación y venta no solo en Argentina sino en Brasil, que les genera una facturación millonaria. Navarro tiene, además, la concesión de Lacoste en Chile y Uruguay. Una de las acusaciones es que “Gotlieb se dedicaba a vender clandestinamente, utilizando la infraestructura operativa de nuestra compañía, prendas de Polo Ralph Laurent en los free shops de la región. Es decir, vendía prendas del principal competidor”, aseguraron. Navarro intervino las empresas y echó a los Gotlieb.

Es curioso ya que Gotlieb comenzó como CEO de esas marcas en agosto de 2003, cuando se encontraban en cesación de pagos como casi todas las firmas que había comprado el Exxel en los años 90. En un mail que este empresario envió a sus colegas de la industria textil contó que tuvo que convencer a bancos, a los shoppings, “al gobierno nacional y a la gobernación de San Juan para convertirlas en empresas fuertes y pujantes”. En San Juan y con el apoyo de José Luis Gioja ampliaron la fábrica con 400 nuevos empleados que exporta la producción a Brasil.

Pero todo se rompió entre estos “compañeros de ruta”, como se definían. Un dato curioso es la manera en que Gotlieb finaliza el mail a sus colegas: “A aquellos que están en el mercado les resultará fácil acceder a mis antecedentes y a los del Exxel como a los de su dueño Juan Navarro Castex. Igualmente ilustrativo puede resultar consultar en Google por mi nombre y por el del Sr. Juan Navarro Castex”. Sin embargo, Gotlieb, no hace ninguna mención a a las acusaciones.

Fuente consultada: Clarín

Comentarios

Ingresa tu comentario