Buenos Aires, 14/12/2017, edición Nº 1856

Paula De Luque asegura que “nunca haría un film sobre Macri”

El día del pre-estreno para la militancia de Kirhcner, la Película, la directora del en rigor documental, Paula de Luque, aseguró que “mi película sobre Néstor,  no pretende ser ‘la’ película sobre Néstor”. (Ciudad de Buenos Aires) La cineasta Paula de Luque brindó una entrevista al diario Perfil, en la que, con su film, “los son muy, muy kirchneristas les va a gustar reencontrarse con Néstor; a lo mejor lo...

El día del pre-estreno para la militancia de Kirhcner, la Película, la directora del en rigor documental, Paula de Luque, aseguró que “mi película sobre Néstor,  no pretende ser ‘la’ película sobre Néstor”.

paula-de-luque-parabuenosaires

(Ciudad de Buenos Aires) La cineasta Paula de Luque brindó una entrevista al diario Perfil, en la que, con su film, “los son muy, muy kirchneristas les va a gustar reencontrarse con Néstor; a lo mejor lo que quieren es eso, porque lo extrañan.

—¿En qué sentido “no es recontra K” tu documental?
—En la película, Kirchner es un ser humano. Y además hay voces de otros partidos. Es algo que se puede ver. No quería un discurso único. Ahora, tampoco la pavada: yo no soy una periodista o historiadora neutral. Yo no soy neutral. Yo me hago cargo del primero al último cuadro de la película. Estoy retratando mi propio tiempo, no sólo a Néstor. Hablar del pasado, de qué país vendrá. De ciertos intereses en pugna, aunque no se mete mal con nadie.

—¿Esta es tu “Sinfonía del sentimiento”? ¿Es tu forma de hacer un film que es un legado para la historia argentina?
—No es un legado, es algo que dialoga con el presente. No considero que mi película sea un legado en el sentido de que yo pienso que es sólo una película. Las interpretaciones y los usos que se hagan de ella no corren por mi cuenta. Siento que a los que son muy, muy kirchneristas les va a gustar reencontrarse con Néstor; a lo mejor lo que quieren es eso, porque lo extrañan.

—¿Y pueden encontrar algo sus detractores? ¿Puede la gente que fue al 8N revalorizar su figura?
—No me da miedo que la vean como una película oficialista. Algunos la van a ver así, pero eso corre por cuenta de ellos. Sale con 120 copias en las salas de cine, un montón, y eso es una decisión del distribuidor (Bernardo Zupnik), que cree que ésta es una película multitudinaria. El cine es la mirada de los demás: yo quiero que la vea mucha gente, pero no quiero que haya un discurso único, que todos piensen lo mismo que yo. Yo creo que la pueden disfrutar todos. La película se estrena una semana después del 8N, y eso es una cuestión del azar. Hay mucha gente bienintencionada que fue al 8N. Yo creo que las opiniones están divididas, y que son dinámicas. No creo en eso de que estamos divididos. La televisión tiende a trazar gruesamente las cosas.

—¿Mostrás la pelea con Clarín? Teniendo en la mira el 7D, ¿pensás que puede influir en la gente ver a Néstor hablar de esa pelea?
—Al presente presente no llego. Porque sería tomar el presente de forma liviana, pasarlo por arriba, por ende prefiero quedarme con el militante, ir y venir en el tiempo, ponerlo en perspectiva histórica, cómo se construye como hombre, a qué ideas adscribe.

—¿Tuviste entrevistas exclusivas con Máximo Kirchner y quién más?
—Circuló un pedazo de la película en el que Máximo habla. Quería mantenerlo en secreto. Con Cristina nunca hablé. Jamás. No sé si la vio. Lo ignoro. Con Florencia tuve charlas informales, ya que se trata de su papá; hablé con ella como hija. Me sirvieron mucho esas charlas para saber cosas que no sabíamos. La familia nos dio cosas muy íntimas. Hay material de súper 8, porque el papá de Néstor era muy aficionado al cine. No usé políticamente esas charlas, nunca.

—¿Quiénes vieron ya tu obra, que te marca “un antes y un después, como directora y como persona”?
—Se la mostré a muy poca gente. Mi equipo, ellos la vieron toda. ¿Los Kirchner? La producción hizo privadas, pero ignoró con quién.

—¿Y a tu ex marido, Jorge Coscia, el actual secretario de Cultura de la Nación?
—Sí, se la mostré. Yo lo quiero mucho, imaginate, una vida juntos, y es un referente en muchas cosas. Le gustó. Es el cineasta; bueno, ahora no, pero ¿cómo no mostrarle?

—¿Ya la vio Cristina? Y si no la vio, ¿qué pensás que le puede pasar con esas imágenes?
—Espero no tocar en Cristina, más allá de que sea nuestra Presidenta, nada que la lastime. Eso lo cuidé mucho. Porque también soy mujer, soy madre, y es una pérdida que uno no puede entender.

Comentarios

Ingresa tu comentario