Buenos Aires, 18/11/2017, edición Nº 1830

Parque Patricios estrena subte, banco y comisaria

También se espera firmar contrato con dos prestigiosas universidades que se sumarían al Centro de Tecnología. (CABA) El Distrito Tecnológico se instaló en Parque Patricios en 2008, con una ley porteña que creó, bajo ese nombre, un polo para empresas relacionadas con la tecnología. Hoy, a las 158 que ya están activas en la zona se suman promesas: una de ellas, aseguran desde el Ministerio de Desarrollo Económico porteño, es...

También se espera firmar contrato con dos prestigiosas universidades que se sumarían al Centro de Tecnología.

distrito

(CABA) El Distrito Tecnológico se instaló en Parque Patricios en 2008, con una ley porteña que creó, bajo ese nombre, un polo para empresas relacionadas con la tecnología. Hoy, a las 158 que ya están activas en la zona se suman promesas: una de ellas, aseguran desde el Ministerio de Desarrollo Económico porteño, es el Centro Metropolitano de Tecnología, que ocupará dos manzanas entre las calles Uspallata, Lavardén, Zavaleta, Los Patos y Pedro Chutro. Ahí funcionarían instituciones privadas de nivel superior y universitario con actividades que se concentren en industrias de la comunicación y tecnología. Tendrá oficinas del Gobierno porteño, locales comerciales y de servicios, y las universidades que están prontas a firmar contrato para su mudanza son el ITBA y la USAL. Recientemente se inauguraron una nueva estación de subte, un Banco Ciudad y una comisaria.

Hoy, de las 158 firmas hay 91 trabajando y 67 ya instaladas y en proceso de obra, remodelación, mudanza. El Distrito ocupa las manzanas delimitadas por las avenidas Sáenz, Boedo, Chiclana, Sánchez de Loria, Brasil, las calles Alberti y Manuel García y la avenida Amancio Alcorta. Y en la vida diaria implica un cambio de cultura que suma a la tradición del barrio todo un centro de negocios que apunta a ser cada vez más moderno, actual y en comunicación con el resto de Buenos Aires.

Para los vecinos alivia algunas de las demandas de años: seguridad, obra pública y la llegada al subte, por ejemplo. Y las empresas que se instalan, por reglamento, pagan menos alquiler, tienen menos carga impositiva y cuentan con incentivos fiscales y de infraestructura: por ejemplo, están exentas del impuesto a Ingresos Brutos y ABL (por 15 años para las nacionales y 10 años para internacionales), y de otros como el Impuesto de Sellos, el pago del “Derecho de Delineación y Construcciones” (por 10 años) y además tienen líneas de crédito preferenciales del Banco Ciudad y subsidios para las certificaciones de calidad en el Distrito, un punto que les suma para su rubro: desarrollo de productos de software y sistemas; prestación de servicios informáticos vinculados a procesos de negocios y fabricación de hardware, entre otros.

Desde que se impulsó el Distrito, se pensó en Parque Patricios como polo para asentarlo y potenciarlo por la gran cantidad de edificios desocupados o sin fines productivos que podían ser reciclados. Y también por la accesibilidad hacia el Centro y el Sur del conurbano. Según cifras del Ministerio de Desarrollo Económico, en 2012 la inversión para trabajos en vía pública superó los $ 8 millones. Y también se instaló una comisaría de la Policía Metropolitana (N° 4) con 24 móviles y 430 efectivos. Este año llegó hasta Patricios la línea H y el mes pasado el Metrobus Sur, que une Puente La Noria con Constitución y tiene 23 kilómetros para 18 líneas de colectivos.

Ahora la mirada está puesta en el desarrollo del nuevo edificio del Banco Ciudad, que empleará a unas 1.800 personas. Cuando abra será un nuevo ícono del barrio con 4 pisos en 31 mil metros cuadrados que se sumarán a los más de 300 mil metros cuadrados, entre públicos y privados, que ya se construyeron en el marco del Distrito. “Parque Patricios era un barrio inseguro y postergado y ahora se convirtió en un barrio con oportunidades. Llegó el subte, la comisaría, se mejoró el parque y ya hay 10.000 personas trabajando con empleos de calidad. El objetivo era integrarlo a la Ciudad. Tuvimos que ir inversor por inversor, empresa por empresa, pero hoy la renovación es un hecho vivenciable”, explicó Francisco Cabrera, ministro de Desarrollo Económico porteño.

Fuenet consultada: Clarín

Comentarios

Ingresa tu comentario