Buenos Aires, 15/12/2017, edición Nº 1857

Paro docente del miércoles: Macri culpa a la campaña electoral

La UTE convocó a la medida por la separación de su cargo de una docente y una maestra tras el asesinato de un nene; el líder de Pro atribuye la medida a intereses políticos.

(CABA) La Unión de Trabajadores de la Educación (UTE) realizará un paro el próximo miércoles en la Ciudad para reclamar por la reincorporación de una maestra y una directora del barrio de Flores, y el jefe de gobierno porteño, Mauricio Macri, atribuyó la medida de fuerza a intereses políticos de cara a la segunda vuelta electoral del próximo domingo.

“Creo que habrán querido tener un protagonismo final en la campaña”, dijo Macri, precandidato presidencial, que en estas semanas acompaña de cerca a su candidato en la Ciudad, Horacio Rodríguez Larreta. El domingo 19 enfrentará en las urnas al líder de ECO, Martín Lousteau.

La UTE, que agrupa a los trabajadores de las escuelas porteñas, ratificó hoy que el próximo miércoles se realizará un paro de actividades en todos los niveles por el apartamiento del cargo de la directora y de una maestra de la escuela de Flores a donde asistía un nene que fue asesinado a golpes por su padrastro.

“Desde la UTE convocamos a esta medida y hemos recibido el respaldo de otros sindicatos. El paro es para repudiar el apartamiento del cargo de la directora, Elsa, y una maestra, Alejandra, del Jardín de Infantes Número 2 del distrito 12”, dijo Mariano De Negris, secretario de Comunicación de UTE.

En 9 de junio, Agustín Marrero, un niño que acudía a sala de cinco, falleció tras recibir una feroz golpiza en el barrio de Flores. Por el crimen se encuentra acusado el padrastro del nene, Leandro Sarli. “Lo que dice el gobierno de la ciudad es que tiene que iniciar un sumario para investigar las actuaciones previas de la docentes del aula y de la directora. Nosotros no estamos en contra de esta investigación pero no hay motivos para separar del cargo a las docentes. Hay una revictimización de la comunidad educativa que ya vivió hace un mes una situación dolorosa y traumática y ahora se queda sin una docente y sin conducción”, alegó.

El viernes, cuando los funcionarios se acercaron a dar la noticia oficial a la escuela, unas 300 personas entre docentes, padres y alumnos expresaron su repudio a la medida, cortaron la avenida Avellaneda y exigieron la inmediata restitución.

Macri opinó hoy sobre la medida de fuerza: “Esto tiene que ver con que estamos en la semana final de las elecciones. Lo mínimo que tiene que hacer en Ministerio de Educación y su ministro [Esteban Bullrich] es separar a los docentes que estuvieron en el tema para tratar de entender qué pasó en el proceso, y todos deberían colaborar”, expresó el líder de Pro tras un acto en Caballito.

Comentarios

Ingresa tu comentario