Buenos Aires, 23/11/2017, edición Nº 1835

Roy Cortina: el Indec “cacarea” y la inflación “se come” las jubilaciones

El diputado nacional por la Ciudad de Buenos Aires estimó la canasta de un un jubilado es “tres veces más cara” que el costo calculado por el INDEC. (Ciudad de Buenos Aires) El diputado socialista Roy Cortina cuestionó el uso de fondos previsionales para destinos que no están vinculados con la clase pasiva. Cortina comparó que, para el INDEC, la canasta básica de alimentos que debe consumir un jubilado para no...

El diputado nacional por la Ciudad de Buenos Aires estimó la canasta de un un jubilado es “tres veces más cara” que el costo calculado por el INDEC.

(Ciudad de Buenos Aires) El diputado socialista Roy Cortina cuestionó el uso de fondos previsionales para destinos que no están vinculados con la clase pasiva.

Cortina comparó que, para el INDEC, la canasta básica de alimentos que debe consumir un jubilado para no caer en la indigencia, es “de $180 mensuales ó $ 6 diarios”, mientras que un sondeo realizado por un equipo técnico a su cargo, reflejó que “el valor real de esa canasta es – por lo menos – tres veces más caro”.

Para verificarlo, Cortina concurrió hoy, junto a un grupo de jubilados, con $180, a la sucursal de una de las principales cadena de supermercados de la Ciudad, y dijo que con esa suma sólo pudo “comprar la tercera parte de los productos” que, de acuerdo al INDEC, integran esa canasta.

Cortina, precisó que, de acuerdo a ese sondeo, un jubilado debe gastar $ 530 para poder cubrir la canasta, lo cual implica “una variación del 194% entre la realidad y fantasía”.

También criticó el reciente anuncio de la utilización de recursos de la ANSES para otorgar un préstamo a la provincia de Buenos Aires para que pueda hacer frente al pago de los aguinaldos de sus empleados públicos.

“Para justificarlo, el viceministro de Economía, Axel Kicillof ha planteado un curioso modelo de solidaridad – no ya entre trabajadores activos y jubilados – sino de estos últimos para con el cierre, a cualquier costo, de las cuentas del Estado Nacional”, objetó Cortina en un comunicado.El diputado lamentó que “esto ocurre, mientras siete de cada diez jubilados en nuestro país perciben el haber mínimo”, y reprochó que “más de cuatro millones de adultos mayores tienen que vivir con $ 1.687 mensuales, que equivalen a $ 56 diarios y son claramente insuficientes para cubrir dignamente sus gastos cotidianos”.

“Las mediciones del INDEC pretenden desvirtuar esa insuficiencia al sostener falazmente que -según datos de junio de 2012 – la canasta básica de alimentos que debe consumir un varón mayor de 60 años para no caer en la indigencia, es de $180 mensuales ó $ 6 diarios”, fustigó.
En este sentido, destacó que esos $ 6 diarios “no alcanzan, siquiera, para pagar un café en uno de los bares cercanos” al INDEC o al Ministerio de Economía.

Como ejemplo, detalló un listado de los bares circundantes a esa zona donde el precio de un café oscila entre $7 y $13 Asimismo, Cortina deploró que “además de incurrir en una grosera subestimación de los precios, el INDEC manipula la composición de la canasta que está lejos de ajustarse a las cantidades y calidades alimenticias requeridas por los adultos mayores”.

El diputado señaló que así lo demuestra la canasta básica de alimentos que para el sector pasivo propone la Defensoría del Pueblo de la Ciudad de Buenos Aires.

Según el sondeo de Cortina, el valor total de esta canasta alcanza a $1.209, o $40,3, lo que “significa que, para adquirir los alimentos que necesita realmente para vivir, un jubilado tiene que gastar más del 70% del haber mínimo”.(DyN)

Comentarios

Ingresa tu comentario