Buenos Aires, 20/10/2017, edición Nº 1801

Para Daniel Vila, “Lanata es el tercer arrepentido” en el Fariña-Gate

La emisora América tuvo su veranito esta semana, con un rating que lo ubicó segundo, por encima de El Trece. Fuente: Perfil (Ciudad de Buenos Aires) En su pantalla, Leonardo Fariña y Federico Elaskar dieron una nueva versión a lo que habían expresado ante Jorge Lanata en el primer programa de su ciclo 2013. Y por primera, Daniel Vila, el titular de América, habla de una situación que hizo correr el...

La emisora América tuvo su veranito esta semana, con un rating que lo ubicó segundo, por encima de El Trece.

Fuente: Perfil
Fuente: Perfil

(Ciudad de Buenos Aires) En su pantalla, Leonardo Fariña y Federico Elaskar dieron una nueva versión a lo que habían expresado ante Jorge Lanata en el primer programa de su ciclo 2013. Y por primera, Daniel Vila, el titular de América, habla de una situación que hizo correr el rumor de un acuerdo de su emisora con el Gobierno para frivolizar el “Fariña-gate”,m

—¿Que le pareció la nota que Rial le hizo a Fariña?
—Muy buena. Lo pasó por todos los temas, le dijo que le resultaba extraña la versión que daba y no se mostró muy crédulo frente a lo que decía. Hizo periodismo. Por eso también la gente reconoció, vía rating, su trabajo.

—¿De todo lo que escuchó decir, primero a Fariña y luego a Elaskar; quien cree que miente en todo esto?
—Hay que separar dos cosas. Hay una conciencia en la sociedad de que este Gobierno tiene muchas cosas para explicar; cosas que no cierran y están pendientes La sociedad cree que este Gobierno está sucio; sino no hubiesen existido las manifestaciones de estos días. Pero distinto es lo que armó (Jorge) Lanata sobre esta creencia social que tenemos, con tres personajes de la farándula: una historia de internet. Porque todas las cosas que dijo están en internet. No aportó nada nuevo salvo una persona, Elaskar, que reconoció haber tenido participación en compañías off shore y en las transferencias, y que luego se desdijo diciendo que todo era mentira y que le había avisado a Lanata que no lo publicara. Y también un testimonio de una cámara oculta que tiene valor probatorio cero, de un tipo como Fariña.

—¿Qué opina sobre lo que dijo Lanata: que América acordó con el Gobierno para farandulizar el tema?
—Es un bolazo más de Lanata. América hizo periodismo y tuvo todas las voces. Salieron todos los periodistas el viernes elegantemente a decir que se habían manejado con total libertad, y no todas las voces eran uniformes: Mónica Gutierrez no le cree nada a Fariña; Luis Ventura, sí. Majul dice una cosa, Rial otra. Hay pluralidad de voces. Y la verdad, no queremos transformar esto en una pelea de medios.

—Se armó un reality de periodistas en su canal…
—No. Cuando Jorge (Rial) avisó que tenía a Fariña nos juntamos rápido para ver a dónde íbamos a llevar el tema y quedamos en que lo iba a tratar él porque su producción lo había conseguido y que luego lo seguiríamos tratando en los demás programas. Lo mismo pasó con Elaskar: su abogado llamó a Rolando Graña, y llegó media hora antes del noticiero con Elaskar dándose vuelta.

—¿Qué pensó cuando Lanata dijo que Carlos Zannini –secretario de Legal y Técnica del Gobierno– llamó a Rial para farandulizar el tema?
—Que en todo esto Lanata es el tercer arrepentido; se tuvo que desdecir de lo que había dicho…todo este verso de Zannini, de Rial…

—¿Y Zannini no lo llamó a usted?
—Nooo (risas). Para nada. A Zannini lo he visto una vez en una reunión cerrada y otra en un acto público.

—¿Piensa que Lanata saldrá con algo nuevo?
—Dios quiera que tenga las pruebas y no siga vendiendo humo. Todos estamos esperando ver lo que sospechamos.

—¿Con respecto a la nota que le hizo Graña a Elaskar, que te pareció que se desdiga de todo?
—Creo que tenemos que tomarlo como de quién viene. Lanata buscó a tres personas menores de la farándula y con eso quiso armar la megacausa de la política argentina. Entonces, por la calidad de las personas y el tema que tratan no me extraña que se desdigan, que se hayan dado cuenta que armaron un gran quilombo y luego se asustaron.

—¿Que pasó con Mónica Gutiérrez y Graña, hablaron luego de ese programa porque parecían sentirse,al menos ella, incómoda durante la emisión del reportaje a Elaskar?
—Entre ellos hubo cero polémica. Cuando Mónica vio lo que publicó Clarín (N.de la R.: el viernes se publicó una nota titulada “Lavado: la orden de reducir todo a la pavada causó fisuras en América TV”) se enojó, se sintió ofendida y pidió hacer un descargo personal; y dijo en el noticiero que co-conduce que no hubo fisuras, que en el canal se trabajaba con total libertad y comodidad y que cada uno puede decir lo que quisiera.

Comentarios

Ingresa tu comentario