Buenos Aires, 18/12/2017, edición Nº 1860

Para Aníbal F., los periodistas de Lanata son flojitos

El senador Anibal Fernández dijo que, de los cien periodistas que estaban en lo de Lanata, “ninguno aguanta un round”. El ex jefe de Gabinete consideró que el pedido para que el Gobierno dé conferencias de prensa “es un chiste”. Y dijo que los periodistas “sacan conclusiones sin debatir” porque sólo quieren “sacarle ventaja a la situación”. Aníbal Fernández, uno de los cruzados del Gobierno contra los medios de comunicación,...

El senador Anibal Fernández dijo que, de los cien periodistas que estaban en lo de Lanata, “ninguno aguanta un round”.

El ex jefe de Gabinete consideró que el pedido para que el Gobierno dé conferencias de prensa “es un chiste”. Y dijo que los periodistas “sacan conclusiones sin debatir” porque sólo quieren “sacarle ventaja a la situación”.

Aníbal Fernández, uno de los cruzados del Gobierno contra los medios de comunicación, criticó el pedido de los periodistas que reclaman la realización de conferencias de prensa.

El pasado domingo en el programa de televisión de Jorge Lanata, “Periodismo para todos”, se mostró el reclamo englobado en la consigna “Queremos preguntar”.

Fernández consideró que el pedido para que el Gobierno dé conferencias de prensa “es un chiste”. Y dijo que los periodistas “sacan conclusiones sin debatir” porque sólo quieren “sacarle ventaja a la situación”. “De todos los que estaban en lo de Lanata ninguno aguanta un round”, agregó.

En declaraciones por Radio La Red, el ex jefe de Gabinete aseveró que “el pedido de Lanata de conferencias de prensa es un chiste”.

“Me parece un chiste. Es poco serio. No es otra cosa que una lisa y llana degradación de Tato Bores. Me llamó la atención que el hijo estuviera ahí y ni siquiera se diera cuenta de que trataban de emularlo al padre con un tema pedorro. El padre (por Tato Bores), en un momento, inhibido por una jueza (María Romilda Servini de Cubría) hizo un gesto de esa característica donde todo el mundo se indignó”, explicó en detalle Aníbal Fernández.

El senador recordó así cuando a principio de los años 90, Tato Bores fue víctima de la censura por parte de la jueza Servini de Cubría que se presentó ante la Justicia para que le prohibieran al humorista que la nombrara en sus monólogos por TV. Tato respondió acompañado por decenas de artistas que cantando: “La jueza Barú Budú Budía, la jueza Barú Budú Budía, la jueza Barú Budú Budía es lo más grande que hay”. Ese repudio a la censura se convirtió en uno de los momentos más emblemáticos en la historia de la TV argentina.

Aníbal Fernández salió así a pegarles a los periodistas que estuvieron en el programa de Lanata en una entrevista por radio La Red con Jorge Rial.

“Yo no soy quién para decirle a la Presidenta (Cristina Kirchner) que dé conferencias de prensa. ¿Para qué quieren preguntar si todos los que estaban no aguantan un round, sacan conclusiones sin debatir? Sólo quieren sacarle ventaja a la situación”, dijo Aníbal F.

“Esto no tiene ni pie ni cabeza porque se encontraban todos los que comen de la mano de (el CEO del Grupo Clarín Héctor) Magnetto. No tienen más remedio que ir y si no van, los rajan. Y (Marcelo) Longobardi que tiene una pasión desorbitada por agraviar al gobierno con todo lo que puede y con lo que no puede también”, disparó Aníbal.

 

“No había nada que me dijera uh no te lo pierdas que es importante. No pierdo dos minutos de mi tiempo en verlo. Además, estaba Francella en el 11 y no me lo iba a perder”, agregó.

“Pero yo los comprendo. Soy muy respetuoso de los laburantes y cuando los laburantes van a perder del laburo tienen que ir a laburar”, dijo. Y agregó que en vez de “Quiero preguntar”, la leyenda que dominó los carteles y el programa de Lanata, los periodistas deberían haber dicho: “No voy a mentir”.

“Si las tapas de Clarín arrancan agraviándote desde la mañana hasta la tarde. Las de La Nación, otro tanto. Perfil, otro tanto. ¿Y después querés ir y preguntar a la Presidenta? Si sacaste las conclusiones antes de preguntarle”, subrayó Fernández.

“¿No sería bueno que la Presidenta diera conferencias de prensa?”, le preguntó Jorge Rial. “Son cinco guitas aparte eso”, respondió el senador. “Ella sabe cómo tiene que presentarse y cómo tienen que decir las cosas. Yo no soy quien para decirle qué es lo que tiene que hacer o dejar de hacer”, se atajó. “De todos los que estaban ahí no la puede poner en aprietos nadie a la Presidenta”, dijo.

 

Comentarios

Ingresa tu comentario