Buenos Aires, 25/03/2017

Palermo: una obra frenada desde 2012 será demolida por orden de la Justicia

Según el fallo, tiene el doble de superficie que la permitida

(CABA) La Justicia porteña ordenó demoler un edificio en construcción en Palermo, frente a la Plaza Armenia. Sostiene que viola las disposiciones contenidas en el Código de Planeamiento Urbano y en el Código de Edificación vigentes, ya que la estructura cubre más de 1.288 metros cuadrados, más del doble del máximo permitido de 504 metros cuadrados. La edificación, ubicada en Armenia 1850, tiene seis plantas (sótano, planta baja y cuatro pisos) y la obra fue parada por el mismo juez en 2012.

La polémica comenzó en 2009, cuando se colocó el cartel de obra En septiembre de 2010, frente al avance de los trabajos y por consejo de un arquitecto los vecinos de la casa lindera se pusieron en alerta. Le pidieron al Gobierno información sobre el terreno, la obra proyectada y el cumplimiento de las normas de los Códigos de Edificación y de Planeamiento Urbano. Ante la falta de respuesta, solicitaron la vista del expediente, lo que les fue concedido recién en mayo de 2011. Un año después, la obra fue clausurada y paralizada.

Ahora, el fallo del juez Roberto Gallardo, conocido por frenar varias obras del Gobierno porteño durante la gestión de Mauricio Macri en la Ciudad, ordena “la inmediata demolición de la construcción actualmente existente, y la ulterior limpieza de escombros y residuos, dejando el inmueble en perfectas condiciones de higiene. De igual modo, se deberán adoptar todas las medidas necesarias para garantizar que la demolición no afecte la estabilidad de las construcciones linderas y para asegurar la integridad de los vecinos y de las personas que se encuentran en las inmediaciones durante la realización de los trabajos”. “Las pericias demuestran claramente que los vecinos tenían razón”, le dijo a Clarín el juez Gallardo. Y amplió: “La obra va contra lo que está en el código. Hay irregularidades que fueron comunicadas al procurador general de la Ciudad. El debe hacer un sumario. Hay que ir a las oficinas que habilitan las obras e investigar quienes son los responsables. En ese caso, si se trata de dolo y no de errores, deberá intervenir la Justicia penal”. NT

Comentarios

Ingresa tu comentario