Buenos Aires, 19/09/2017, edición Nº 1770

Palermo: un reducto histórico del tango está cerrado y abandonado

El Tambito es el único de los 3 locales de un circuito tradicional del Buenos Aires tanguero de fines del 1800 que sigue en pie. Inexplicablemente, este chalet vecino al Jardín Japonés está al borde de la ruina. (CABA) En la ciudad que es cuna del tango, resulta difícil de entender que El Tambito, un sitio donde tocaron orquestas y músicos reconocidos, como por ejemplo el director y compositor Ernesto Poncio, junto al...

El Tambito es el único de los 3 locales de un circuito tradicional del Buenos Aires tanguero de fines del 1800 que sigue en pie. Inexplicablemente, este chalet vecino al Jardín Japonés está al borde de la ruina.

PALERMO

(CABA) En la ciudad que es cuna del tango, resulta difícil de entender que El Tambito, un sitio donde tocaron orquestas y músicos reconocidos, como por ejemplo el director y compositor Ernesto Poncio, junto al “Cieguito” Aspiazu en guitarra y el “Tano” Vicente en flauta, entre tantos otros, y que es parte de la historia y la leyenda arrabalera –esos cuchilleros que fascinaban a Borges, ilustre vecino del barrio-, sea víctima de la total desidia de las autoridades.

Abandonado y clausurado, el chalet que albergó a artistas, prostitutas y niños bien de la sociedad porteña en busca de aventura y diversión –y que fue escenario de un resonante hecho de sangre– está a merced de las inclemencias del tiempo y de la acción de palomas y roedores.

El músico Antoliano Rojas ha lanzado una petición a través de Change.org para que las autoridades nacionales y porteñas del área de cultura hagan algo al respecto.

“Por suerte hace unos años se salvó el edificio –dice Rojas en su petición-. Pero no alcanzó y antes de que se lo ‘morfen’ las palomas, literalmente hablando, ¡faltaría devolverle su memoria de tango! Que el organismo correspondiente lo ponga en funcionamiento, y que circulen los numerosos músicos de tango que por suerte van siendo cada vez más”, implora.

 

Comentarios

Ingresa tu comentario