Buenos Aires, 15/12/2017, edición Nº 1857

Palermo sustentable

El Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires y un grupo de diseñadores y comerciantes de Palermo Viejo inauguraron ayer un recorrido sustentable con el objetivo de reciclar los residuos del barrio y promover el cuidado ambiental de la zona. Foto archivo: gentileza Greenpeace (CABA) A partir de esta propuesta quedarán instalados, por un lado, cestos verdes en el interior de los locales y, por otro, contenedores para material reciclable...

El Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires y un grupo de diseñadores y comerciantes de Palermo Viejo inauguraron ayer un recorrido sustentable con el objetivo de reciclar los residuos del barrio y promover el cuidado ambiental de la zona.

Foto archivo: gentileza Greenpeace
Foto archivo: gentileza Greenpeace

(CABA) A partir de esta propuesta quedarán instalados, por un lado, cestos verdes en el interior de los locales y, por otro, contenedores para material reciclable en el espacio público. La iniciativa incluye, además, la articulación con recicladores urbanos de la zona y la instalación de luminarias que fueron intervenidas por artistas urbanos y que funcionarán con energía solar.

Tras un acuerdo entre el Ministerio de Ambiente y Espacio Público de la Ciudad y una asociación civil que nuclea a un centenar de diseñadores independientes, la zona de Palermo Viejo cuenta desde ayer con un circuito de reciclado de residuos que apunta a la sustentabilidad y al cuidado ambiental. En esta primera etapa quedaron instalados cestos verdes en más de cien comercios y el material recolectado será retirado por las cooperativas de recuperadores de la zona, entre las que se encuentra El Ceibo.

En una etapa posterior, el ministerio instalará progresivamente una serie de nuevos contenedores, que se sumarán al circuito ecológico. Ayer a la tarde, en el acto de inauguración estuvieron el ministro porteño Diego Santilli, comerciantes, diseñadores y artistas que participaron de la iniciativa.

“Hace tres meses que venimos trabajando en este compromiso de sustentabilidad. Estamos felices de poder ser aliados de Palermo Viejo, un barrio que se transformó mucho en los últimos años, que es uno de los principales focos turísticos y comerciales de la Ciudad y que hoy se suma a esta movida. En total, son 108 los locales que adhirieron”, dijo a este diario el ministro de Ambiente y Espacio Público. “El plan para hacer de Palermo Viejo un barrio más sustentable toma en cuenta el espíritu vanguardista y de diseño del barrio, que tanto lo caracteriza”, señaló Santilli.

Ramiro López Serrot, presidente del Grupo Palermo Viejo, la asociación civil que participa de la iniciativa, destacó que se trata de “una prueba, un puntapié inicial para que el barrio sea sustentable”.

“Queríamos concientizar a la gente sobre este tema, dar a conocer esta idea de generar un barrio sustentable. Y a través del Grupo Palermo Viejo nos dimos cuenta de que la parte privada también tiene que hacer algo por lo público. Este barrio siempre ha sido representativo de lo nuevo en la ciudad de Buenos Aires. El objetivo ahora es empezar a cuidar esta zona de 10, 15 manzanas. Es un compromiso que arranca hoy (por ayer) y esperamos que se extienda durante años.”

Sobre el acuerdo con el ministerio porteño y los recicladores urbanos, López Serrot indicó: “El gobierno nos está capacitando sobre cómo separar en origen, diferenciar lo orgánico de lo inorgánico. Esta separación implica un mejor tratamiento de los residuos para que después la cooperativa se encargue de la recolección. La idea es que nuestros locales, en vez de entregar una bolsa de polietileno, entreguen una bolsa verde”. El presidente del Grupo Palermo Viejo agregó que “sustentabilidad es una palabra muy grande, que se refiere a la manera en que se trata la energía, los recursos, los residuos”.

De la iniciativa participó un grupo de artistas urbanos a través de una serie de intervenciones sobre unas nuevas luminarias provistas por el ministerio, que funcionarán con energía solar. Lean Frizzera, un reconocido artista callejero, fue uno de los que participaron de esta experiencia. “Nos convocaron y nos prendimos en esta movida de arte urbano y graffiti, que es lo que hacemos nosotros. Estuvimos trabajando toda la semana pintando las columnas de las luminarias y la verdad es que quedaron muy buenas”, dijo Frizzera.

Informe: Nicolás Andrada | Página 12

Comentarios

Ingresa tu comentario