Buenos Aires, 25/05/2017

Pablo Tomino: “Martín Lousteau comienza a desmarcarse en territorio porteño”

Un análisis de la posición de Martín Lousteau con respecto al Pro

(CABA) Lejos de ser un alfil de Pro, Martín Lousteau comienza a desmarcarse en territorio porteño. Delimita su espacio y prepara a su fuerza política para las próximas elecciones. En un futuro no lejano quiere ser jefe de gobierno. Así se lo transmitió a varios actores de su equipo cuando el actual embajador en los Estados Unidos estuvo en Buenos Aires, hace poco más de dos semanas.

Aquella última visita protocolar de Lousteau también sirvió para rearmar su equipo de legisladores: el 5 de este mes hizo su cumbre en el Consejo Económico y Social de la ciudad, organismo que preside Federico Saravia, uno de sus hombres de confianza.

“Voy a jugar por fuera de Pro”, susurró Lousteau en esa reunión, a la que asistieron los legisladores que responden a su fuerza, Suma+: Hernán Rossi (jefe del bloque), Natalia Fidel (Eco), María Inés Gorbea (Eco) y los radicales Marcelo Guouman, Juan Francisco Nosiglia y María Patricia Vischi.

Lousteau organizó agendas de temas de la ciudad y definió prioridades, que espera se transformen en proyectos. Apuntó siete temas: historia clínica de salud digital; mejoramiento del acceso a la información pública; control de juegos de apuesta y de la publicidad oficial; control del espacio público; puesta en marcha de un sistema descentralizado de denuncias e información estadística criminal; sistema de legajo único por alumno, y revisión del reciclado de residuos sólidos y urbanos.

Pro mira a Lousteau de reojo. Lo trata como a un amigo porque lo considera un enemigo de cuidado. No es casual: en el último ballottage, que consagró a Horacio Rodríguez Larreta jefe de gobierno (logró el 51,64% de los votos), Lousteau alcanzó el 48,36%. Por eso lo escuchan, lo invitan a participar del gobierno y les atienden el teléfono a sus emisarios. Pero al mismo tiempo planean cómo evitar que el joven radical se transforme en el adversario del futuro. En Pro nadie piensa en Lousteau como un sucesor natural del macrismo. NT

Comentarios

Ingresa tu comentario