Buenos Aires, 21/09/2017, edición Nº 1772

Oyarbide quiere casarse en 2013

Norberto Oyarbide brindó una entrevista y habló, entre otras cosas, de sus intenciones de casarse el año próximo. (Ciudad de Buenos Aires) El juez federal Norberto Oyarbide abrió las puertas de su intimidad en una entrevista con la Revista Caras, en la que brindó, emocionado, detalles de su relación con Claudio Alonso, de 35 años, un ex árbitro de básquet y analista de sistemas. “Quiero casarme en 2013”, afirmó el...

Norberto Oyarbide brindó una entrevista y habló, entre otras cosas, de sus intenciones de casarse el año próximo.

(Ciudad de Buenos Aires) El juez federal Norberto Oyarbide abrió las puertas de su intimidad en una entrevista con la Revista Caras, en la que brindó, emocionado, detalles de su relación con Claudio Alonso, de 35 años, un ex árbitro de básquet y analista de sistemas.

“Quiero casarme en 2013”, afirmó el magistrado más mediático y que tiene a su cargo la mayoría de las causas que salpican al Gobierno. Oyarbide brindó la entrevista en un restaurante de Puerto Madero, vestido con un traje negro y con un anillo de brillantes en su mano izquierda, símbolo del compromiso con su pareja.

“La presencia de Claudio en mi vida es el hallazgo de un gran compañero. Lo nuestro fue por una providencia”, contó el juez, quien está en pareja con Alonso desde hace cuatro años.

Por otra parte, el magistrado advirtió que no es “parcial” a la hora de fallar en las causas que rozan a funcionarios del gobierno nacional. “Eso se dice y se viene diciendo hace tiempo y mi respuesta es absolutamente la misma de siempre. Esto no es así. La gente etiqueta rápidamente al otro, yo no tengo la posibilidad de conectarme con todos como lo hago con mi grupo de amigos, quienes advierten la diferencia que hay entre lo que es la persona pública y el ser humano que está detrás.

Enseguida, agregó: “Ahora esa expresión es estrictamente política, con un sentido político que está intentando quitarle mérito a la resolución que tomé en determinado caso. Son los propios imputados que se escudan detrás de ese argumento para decir “es fiel al Gobierno”, porque seguramente van a resultar perjudicados”.

Tras contar intimidades de su infancia, la relación con sus padres y de su homosexualidad, Oyarbide indicó que quiere ser recordado como “una buena persona”. “Es nuestro propósito casarnos pero no hay nada concreto. Sabrá Dios con qué propósitos se echaron a rodar esas versiones. Quiero casarme en 2013”, confesó, emocionado.

Además, el magistrado opinó sobre su forma de vestir y su estilo. “Hay una expresión maravillosa que dice: ´Vivir a gusto, es de plebeyos, el noble aspira únicamente a la ordenación y a la ley´. Me parece de una sabiduría importante.

 

 

Comentarios

Ingresa tu comentario