Buenos Aires, 16/08/2017, edición Nº 2075

Paro de Subtes: continúa la medida y tampoco hoy habrá servicio

Si bien continúan las negociaciones, por ahora, ante la falta de un acuerdo salarial, los gremios del Subte decidieron sostener para este miércoles la medida de fuerza que complica la vida de millones de usuarios durante un día más. (Ciudad de Buenos Aires) La demorada intervención política por parte del Gobierno de la Ciudad este martes no logró poner fin al conflicto que manteniendo suspendido el servicio de Subtes. Las...

Si bien continúan las negociaciones, por ahora, ante la falta de un acuerdo salarial, los gremios del Subte decidieron sostener para este miércoles la medida de fuerza que complica la vida de millones de usuarios durante un día más.

20120808-070315.jpg

(Ciudad de Buenos Aires) La demorada intervención política por parte del Gobierno de la Ciudad este martes no logró poner fin al conflicto que manteniendo suspendido el servicio de Subtes.

Las medidas de fuerza afectan directamente a miles de usuarios que deben buscar alternativas para moverse por la Ciudad. Esta mañana, al igual que ayer, viajar por la Capital Federal es un calvario. Hay largas colas, en algunos puntos de más de una cuadra, en las paradas de colectivos. Los micros están abarrotados de gente y las calles repletas de autos. Es que muchos no tuvieron más alternativa que recurrir a sus autos particulares o a los taxis para poder viajar. El resultado de este combo es conocido: calles y avenidas colapsadas y grandes demoras para viajar.

Los lugares donde se concentra más gente son los alrededores de las terminales ferroviarias de Constitución, Once, Retiro y Federico Lacroze. Romina, una joven de 20 años que habitualmente viaja desde Constitución a Belgrano, contó a Télam que por el paro tenía que tomar el colectivo 60. “Salí una hora antes de mi casa y aún así voy a llegar por lo menos cuarenta minutos tarde” al trabajo, dijo, ya que de esa manera se le “duplica el tiemo de viaje”.

También Hugo, de 36 años, se quejaba por los inconvenientes que le provocaban la protesta. “Me voy a tomar el 4 hasta el Correo, pero no es una buena opción. Hace casi una hora que lo estoy esperando”, explicó. Y agregó: “Encima cuando llegue el colectivo hay que ver si puedo subir porque hay muchísima gente”.

Comentarios

Ingresa tu comentario