Buenos Aires, 18/11/2017, edición Nº 1830

Oscar Ríos, la cara del PRO en Flores, implicado en el Caso del Proxeneta, Oyarbide y Macri

La hija del posible proxeneta Martins, habla que Oscar Ríos recaudaría para el PRO desde su local de Flores, en la calle Falcón y Bonorino.  También Lorena Martins, denuncia que su padre tiene amistad con Oyarbide. Algunos medios hablan que le habría regalado un costoso anillo, que el Magistrado usa todos los días.   Lorena Martins, que denunció penalmente a su padre y ex agente de la Secretaría de Inteligencia...

La hija del posible proxeneta Martins, habla que Oscar Ríos recaudaría para el PRO desde su local de Flores, en la calle Falcón y Bonorino.  También Lorena Martins, denuncia que su padre tiene amistad con Oyarbide. Algunos medios hablan que le habría regalado un costoso anillo, que el Magistrado usa todos los días.  

Lorena Martins, que denunció penalmente a su padre y ex agente de la Secretaría de Inteligencia como supuesto capo proxeneta, afirmó que el juez federal a cargo de investigar el caso, Norberto Oyarbide, mantiene “una relación de amistad” con su padre.

Lorena identificó a los funcionarios municipales Raúl Oscar Ríos, ex presidente de la Agencia Gubernamental de Control, que renunció luego del derrumbe del gimnasio Oryon de Villa Urquiza, donde murieron tres jóvenes y cara visible del PRO en el barrio de Flores, y José Alonso, inspector de Habilitaciones y Permisos de la Agencia Gubernamental de Control”.

En la denuncia que radicó ante la Unidad Fiscal de Asistencia en Secuestros Extorsivos (UFASE) y Trata de Personas, Lorena Martins aseguró que funcionarios del Gobierno de la Ciudad cobraron dinero de su padre en un local del PRO de Flores para financiar la campaña a la reelección de Mauricio Macri.

Oscar Ríos (padrino político del actual Jefe de la Comuna 7, Guillermo Peña) encabezaría el local del PRO en el barrio porteño de Flores donde, según Lorena, habría sido recaudador para la campaña de Macri recibiendo los fondos de la red de prostíbulos de su padre, a cambio de garantizar la continuidad del funcionamiento de las casas de citas.

“Yo hago una denuncia a la fiscalía de trata de personas y cae sorteada en el juzgado de Norberto Oyarbide. Pensé que este juez se iba a excusar por la relación que tiene con mi familia, de hecho vino a mi casamiento y al de mi hermano”, aseveró. Y seguidamente remató: “Hay una relación de amistad” entre Oyarbide y Raúl Martins.

En 1998 Oyarbide fue filmado con cámaras ocultas dentro del prostíbulo masculino Spartakus, que entonces funcionaba en el barrio porteño de Recoleta, mientras mantenía juegos sexuales con un joven. El local fue cerrado luego de que esas imágenes se difundieron por televisión.

Ahora las palabras de Lorena Martins fueron acompañadas en el informe televisivo del canal www.360digital por imágenes -fotos y videos- en los que podía verse juntos a Oyarbide y su padre.

La joven reiteró que su padre “tiene siete locales en capital” donde presuntamente se ejerce la prostitución (varios en Flores), así como “ahora tiene uno Cancún (México). Tuvo otros en Tijuana, en playa del Carmen…”.

“Él va cambiando, se va moviendo de lugares de acuerdo a la presión política y mediática que tenga. Cuando no da para más un local se va y se instala en otro”, acotó.

La mujer aseveró que “hace más de 20 años” su padre “empezó con esta actividad siendo agente de la SIDE (por la Secretaría de Inteligencia)” y recordó que “fue investigado por (el fiscal porteño José María) Campagnoli”, en una causa que prescribió por el paso del tiempo.

Comentarios

Ingresa tu comentario