Buenos Aires, 22/10/2017, edición Nº 1803

#Opinion Los kelpers le dieron la razón a la Argentina

Desde ayer, Gran Bretaña no puede decir más que los habitantes de Malvinas son una tercera parte en el conflicto anglo-argentino. Escribe Rodolfo Terragno Los isleños han confesado que son británicos. Eso es lo que la Argentina ha dicho siempre: son parte integrante del país con el cual tenemos el conflicto. No pueden ser ellos quienes decidan cuál de los dos países tiene razón. Serían jueces y parte. ¿Qué han...

Desde ayer, Gran Bretaña no puede decir más que los habitantes de Malvinas son una tercera parte en el conflicto anglo-argentino.

Escribe Rodolfo Terragno

rodolfo terragno parabuenosaires

Los isleños han confesado que son británicos. Eso es lo que la Argentina ha dicho siempre: son parte integrante del país con el cual tenemos el conflicto. No pueden ser ellos quienes decidan cuál de los dos países tiene razón. Serían jueces y parte.

¿Qué han reclamado hasta ahora las Naciones Unidas? Que Gran Bretaña y Argentina se sienten a dialogar, de país a país. 1 a 1. Para la ONU el conflicto es bilateral. No hay tercería posible.

¿Qué ha dicho siempre la Argentina?

Lo mismo que la ONU: los isleños son británicos. “Son parte integrante del país con el cual tenemos el problema” La única negociación posible es 1 a 1.

¿Qué decía Gran Bretaña?

Que los isleños formaban un pueblo, con derecho de autodeterminación, y que por lo tanto debían participar en las discusiones. Pedía que éstas fueran 1-1-1. En verdad, querían que fuera 2 a 1: Gran Bretaña + este grupo de súbditos… frente a la Argentina ¿Qué han dicho ahora los isleños?

Que no son un pueblo. Que forman parte del pueblo británico.

Ya no puede hablarse de 1-1-1.

En verdad, lo que han dicho con su voto ya lo decía la ley británica (British Nationality (Falkland Islands Act), que considera que los kelpers tan ciudadanos del Reino Unido como los que habitan en Londres, Manchester o Edimburgo.

Pero si había alguna duda de que fuera así, ya no puede haberla. La ley británica y los propios isleños coinciden: los que habitan esas islas argentinas son parte del país que las disputa.

Siendo este el caso, los isleños no tienen derecho a decidir si ese suelo que pisan es del país de ellos o del nuestro.

Derecho de autodeterminación tiene un pueblo sometido que quiere ser independiente.

Los isleños no se consideran un pueblo sometido. Y no quieren la independencia.

Lo confirmaron en los últimos dos días.

Hay que decirlo una y otra vez porque, inexplicablemente, ni el Gobierno ni el servicio exterior parecen entenderlo. Se quejan de que el referéndum nos haya dado la razón y lo proclaman inválido.

La Argentina tiene que llevar el resultado de este referéndum al Comité de Descolonización de la ONU.

Cuanto antes.

No hacerlo sería desperdiciar una prueba preciosa de probar lo que ha sostenido siempre.

* Ex jefe de Gabinete y ex senador nacional por la Unión Cívica Radical.

Comentarios

Ingresa tu comentario