Buenos Aires, 22/10/2017, edición Nº 1803

Operativo: secuestran más de 2000 prendas en una saladita del microcentro porteño

Fueron allanados 24 puestos de una feria que funcionaba en la calle Lavalle 777. Se esperan otros allanamientos en sitios similares.

Por Mauricio Giambartolomei

(CABA) La semana después del desalojo en La Salada de Lomas de Zamora le tocó el turno a una saladita de la calle Lavalle 777, donde fueron allanados 24 puestos que comercializaban indumentaria adulterada con marcas reconocidas y sin tener el derecho para venderlas. Más de 2000 prendas fueron secuestradas por la División Delitos Federales de la Policía Federal y se espera que en los próximos días haya más operativos en otras ferias similares de la ciudad de Buenos Aires.

Nike, Kevingston, DC, Quicksilver y Tommy Hilfiger eran las marcas de las prendas que se vendían donde funcionaba el cine Ambassador, en el microcentro porteño. Claro está, todas apócrifas. Muchos de esos artículos, según los puesteros, se adquirían en La Salada de Lomas de Zamora; el origen de otros podrían ser distintos talleres clandestinos. Ahora la investigación apunta a determinar de dónde provenían y saber quién o quiénes eran los responsables de organizar la feria, distribuir la mercadería y convocar a los feriantes.

La causa (N°12.572/2014) se inició el año pasado y fue radicada en el Juzgado Nacional en lo Criminal y Correccional Federal N° 9, a cargo del juez Luis Rodríguez. Según voceros de la Policía Federal, comenzó con las denuncias de varios damnificados que se acercaron a distintas comisarías con prendas que habían comprado como originales, pero que resultaron ser imitaciones.

Al tratarse de una infracción a la ley de marcas y designaciones (22.362), el departamento de la Policía Científica convocó a los representantes legales de las marcas en cuestión para comparar las prendas. Al notar diferencias entre las telas, los estampados y las costuras comenzó un seguimiento de las personas involucradas en la feria ilegal y ayer el juez Rodríguez autorizó el allanamiento.

“Se está trabajando para saber quién es el propietario de estos locales, quién organiza la feria y de dónde provenían las prendas”, dijo a LA NACION el comisario Marcelo Arizaga, jefe de la División Prensa. “En la ciudad hay varias de estas saladitas. La tarea es saber si están en infracción, si se trata de las mismas personas que las organizan, hacen la distribución ponen la gente y cuáles son los talleres. Allí podría haber trabajo esclavo, por eso se ordenarían más allanamientos similares”, agregó.

saladitas3

Talleres clandestinos
Hace una semana se puso nuevamente sobre el tapete la existencia de talleres clandestinos en pésimas condiciones de salubridad para las personas que trabajaban en ellos. Incluso, desde la ONG La Alameda denunciaron que en muchos casos podría haber trabajo esclavo.

Todo salió a la luz como consecuencia del desalojo de 7800 puestos de la feria de la Ribera, que funcionaba en el Camino de Sirga, lindero a Punta Mogote, dentro del complejo La Salada. Una trama de muertes, denuncias de intimidaciones a los vecinos y el manejo de barras bravas desencadenaron en una causa judicial que terminó con la desmantelación del paseo comercial.

Mientras se calman los ánimos, la zona del predio de Lomas de Zamora se encuentra custodiada por efectivos. Además, días después del desalojo se supo que Jorge Castillo, el mandamás de La Salada, maneja 14 empresas y tiene 23 marcas registradas a su nombre.

Un negocio millonario
Según un informe de la Confederación Argentina de la Mediana Empresa (CAME), en todo el país existen 565 saladitas que facturan, estiman, unos $ 50.000 millones al año. Además, la CAME informó que el mes pasado se detectaron 74.150 puestos de venta ilegal en 439 ciudades, unos 17.365 más que en julio del año pasado.

Fuente: La Nación

Comentarios

Ingresa tu comentario