Buenos Aires, 27/05/2017

Once signos que indican que sufrís de intolerancia alimentaria

Algunos alimentos simplemente no te caen bien. El problema es cuando no se da como un caso aislado, sino como parte de una tendencia o patrón de síntomas.

(CABA) Algunos alimentos simplemente no te sientan bien porque sufrís de Intolerancia Alimentaria.
El problema es cuando no se da como un caso aislado, sino como parte de una tendencia o patrón de síntomas

La intolerancia alimentaria (también conocida como sensibilidad a los alimentos) es mucho más común de lo que se piensa.

Se calcula que un 10% de las personas las experimentan hasta cierto punto, pero la mayoría no hacen nada al respecto

Hay que evitar confundir con alergia alimentaria (que implica el sistema inmune), una reacción de intolerancia alimentaria se produce cuando el umbral de sensibilidad de una persona a cierto alimento, compuestos o sustancias químicas es excedido.

Los síntomas pueden presentarse horas – incluso días – después de haber comido el alimento causante de la reacción.

El siguiente cuadro te permite identificar si experimentas cualquiera de los siguientes signos de Intolerancia Alimentaria:

1. La Intolerancia Alimentaria te mantiene en un corre corre al baño durante todo el día

¿Considerás siempre que no debés comer en algún lugar o no debés asistir a un evento donde puedas tener problemas para encontrar un baño?
Se trata de una mentalidad común de alguien con una fuerte intolerancia hacia ciertos alimentos, con el síntoma más directo e inmediato el estrés digestivo.
Esto incluye sensaciones que van desde cólicos abdominales, gases, distensión hasta diarrea, el sello característico del Síndrome de intestino Irritable (SII).
La principal causa del SII es probablemente la fermentación debida a la mal absorción de carbohidratos conocidos como FODMAPs.
El concepto de FODMAPs fue desarrollado por investigadores de la investigación en laMonash University, y siguen siendo la principal autoridad en el tema.
El tratamiento dietético científicamente comprobado para el SII se llama Dieta FODMAP Baja, con una tasa de éxito de hasta un 76%.

2. Experimentás dolor muscular crónico o dolor en las articulaciones que tienden a ser generalizados

¿Sufrís de sensibilidad muscular a largo plazo o dolor en las articulaciones que afectan tus actividades diarias?
La fibromialgia es una condición médica recién reconocida que afecta alrededor de un 6% de la población, sobre todo mujeres de mediana edad.
Se caracteriza por dolor generalizado y a largo plazo, sin ser específico a un área en particular.
Muchos pacientes con fibromialgia informan que sus síntomas son activados a menudo por alimentos que consumen.
De hecho, un estudio encontró que casi el 50% de las personas con fibromialgia informaron que sus síntomas empeoraban después de comer ciertos alimentos.
Descubrir la propia sensibilidad a los alimentos y entonces reducir o abstenerse totalmente de los alimentos disparadores, puede ser la acción más importante que se puede hacer para tratar esta condición.

cafe01

3. La cafeína estimula el sistema

No es ningún secreto que la cafeína es un estimulante.
Esa es la principal razón por la cual el café es la bebida caliente más popular en muchos países.
Pero algunas personas somos intolerante a la cafeína (me incluyo). Esto se debe a que la forma cómo el cuerpo metaboliza la cafeína es realmente determinado por nuestros genes.
De hecho, con los avances en las pruebas genéticas ahora es posible probar si se padece de sensibilidad a la cafeína o no.
Para las personas que se consideran que metabolizan de forma “lenta” la cafeína, un café fuerte puede provocar estrés digestivo, sudoración, presión arterial elevada y potencialmente incluso un mayor riesgo de enfermedad cardíaca debido al consumo regular.

4. Sufrís frecuentes dolores de cabeza o migrañas después de ciertas comidas

Este es un síntoma común de intolerancia alimentaria, y en gran medida evitables cuando se sabe cuáles son los desencadenantes.
El activador químico más conocido de los alimentos es el glutamato monosódico (MSG)
La investigación muestra que las personas con sensibilidad al glutamato puede experimentar migrañas, tensión muscular, entumecimiento / hormigueo y debilidad después de haber consumido grandes cantidades.
Los síntomas pueden tardar varias horas antes de presentarse.

5. La intolerancia alimentaria puede agotarte constantemente aún y cuando dormís bien

¿A menudo te sientes agotado, no sólo físicamente, sino mental y emocionalmente?
El síndrome de fatiga crónica es un trastorno caracterizado por fatiga severa a largo plazo que afecta la capacidad de las personas para llevar a cabo las actividades diarias regulares.
Se estima que entre 1 a 4 millones de estadounidenses tienen la condición, sin embargo, menos del 20% han sido diagnosticado.
La causa no es bien entendida, pero se ha sospechado durante mucho tiempo que la intolerancia alimentaria es un disparador importante junto a la genética, inflamación, estrés y más.
Explorar la mejor forma de tratamiento es un proceso continuo, pero la dieta es probable que juegue un papel influyente.

trigo 01

6. No tolerás productos de trigo a pesar de que los resultados de las pruebas para la enfermedad celíaca son negativos

El gluten es una proteína que se encuentra en el trigo y otros granos, y de la cual se sabe que puede causar estrés digestivo en algunas personas.
Quienes padecen enfermedad celiaca tienen una respuesta fisiológica al consumo de gluten, que se puede probar.
Pero se piensa que entre el 0,5 al 13% de las personas que no tienen la enfermedad celíaca siguen experimentando dificultades en digerir el gluten, una condición conocida como una Sensibilidad al Gluten no Celiaca o intolerancia al Gluten.
Si bien el mecanismo es diferente en la enfermedad celíaca, los síntomas son probablemente muy similares en la intolerancia alimentaria al gluten.
Basada en la evidencia actual, las personas que experimentan una reacción adversa al gluten que contienen los alimentos (y no tienen la enfermedad celíaca) debería también considerar FODMAPs como desencadenante de los síntomas.

7. Tiroides hipoactiva (hipotiroidismo) e intolerancia alimentaria
La tiroides hipoactiva (hipotiroidismo en contexto médico) es la condición que se da cuando la glándula tiroides no produce suficientes hormonas tiroideas.
La gran mayoría de los casos de hipotiroidismo son causados por una enfermedad autoinmune conocida como Hashimoto.
Estudios preliminares indican un fuerte vínculo entre Hashimoto y la intolerancia al gluten (específicamente la enfermedad celíaca).
De hecho, aproximadamente el 16% de las personas con enfermedad celíaca tienen anticuerpos que atacan la tiroides.
Varios estudios también han demostrado que una dieta sin gluten reduce el número de anticuerpos antitiroideos, favorable al tratamiento de hipotiroidismo y en la prevención de nuevos problemas (11, 12).
En otras palabras si sufres de tiroides hipoactiva la probabilidad de que tengas intolerancia alimentaria, es decir, al gluten, es elevadísima.

8. La leche y el yogur causan malestar estomacal

La lactosa es el azúcar natural que se encuentra en la leche.
Se requiere de la enzima lactasa para su correcta digestión.
Pero se estima que el 65% de los seres humanos experimentan cierta dificultad en digerir la lactosa después de la infancia, con tasas tan elevadas del 90% en personas de Asia oriental.
Esto se conoce como intolerancia a la lactosa y es una de las intolerancia alimentaria más reconocida.
La severidad de la reacción varía ampliamente dependiendo entre las personas, pero en la mayoría de los casos puede causar síntomas gastrointestinales similares al SII.

greek yogurt; Shutterstock ID 150228722; PO: today.com
greek yogurt; Shutterstock ID 150228722; PO: today.com

9. La intolerancia alimentaria empeora los síntomas de la artritis reumatoide

A diferencia de la osteoartritis, la artritis reumatoide (AR) no es causado por desgaste.
Casi siempre es causada por una combinación de factores genéticos y desencadenantes ambientales, como dieta.
Al igual que con Hashimoto y la enfermedad celíaca, se piensa que la respuesta autoinmune a ciertos compuestos de alimentos puede desencadenar los síntomas.
La teoría es que las sensibilidades de algunos alimentos pueden provocar una respuesta inmune inflamatoria que prolonga o agrava la inflamación articular, provocando el dolor y la inflamación en pacientes con AR.
Hay que tener en cuenta que esto es sólo una teoría y no ha sido probada o desmentida.
Teniendo en cuenta no existe ninguna cura conocida para la AR, y el único suplemento dietético que ha mostrado una esperanza leve son las dosis elevadas de aceite de pescado.
De ahí que eliminarla posibilidad de una intolerancia alimentaria es una fase lógica de tratamiento.

10. Ciertos alimentos causan erupciones, eczema u otras afecciones de la piel

Generalmente asociamos las reacciones de la piel con alergias alimenticias porque los exámenes de sangre pueden suministrar un diagnóstico razonable para dichas alergias.
Pero ahora bien entendido que las intolerancias alimentarias, también pueden causar reacciones en la piel, aunque sus respuesta tardan muchas más en aparecer en comparación con las alergias.
Recuerda que con intolerancia alimentaria se puede tolerar una cantidad razonable de los alimentos activadores, pero si se comen demasiado (o muy a menudo) entonces los síntomas comienzan a aparecer.
Un químico de alimentos naturales llamado salicilato es uno los mayores culpables cuando se trata de afecciones de la piel y se supone que aproximadamente el 2.5% de los europeos tienen sensibilidad al salicilato.
Sin embargo, eliminar los salicilatos es prácticamente imposible, limitar la cantidad consumida dentro de un límite tolerable es la forma más efectiva para gestionarla.
Los tomates y pimientos (también conocido como pimentón, pimiento, chile o ají) son algunas de las fuentes más destacadas de salicilatos comúnmente reportadas por los pacientes.

11. Las comidas ricas en cebollas o en ajo te causan reflujo gastroesofágico

Algunos de los alimentos desencadenantes más comunes del estrés digestivo son las cebollas y los ajos.
Esto se debe a que por lo general se utilizan para agregar sabor, sin embargo, también son extremadamente ricos en FODMAPs.
Concretamente, ambos contienen fructanos que se conocen como factores desencadenantes de personas que son bastante sensible.
Si bien lo mejor es su eliminación de la dieta durante la fase de eliminación de una dieta FODMAP, hay unas cuantas soluciones para mejorar el sabor de los alimentos, incluyendo el uso de aceites de infusión de ajo. NR

cebolla

Comentarios

Ingresa tu comentario