Buenos Aires, 24/10/2017, edición Nº 1805

Once: clausuraron las obras en la manzana del polémico estadio

Ni un estadio ni un predio de canchas de fútbol 5. La AGC clausuró las obras que se estaban realizando en la manzana donde los vecinos piden una plaza.

Pablo Novillo

(CABA) La manzana de Balvanera donde un grupo empresario quiere edificar un microestadio sigue levantando polémicas. El Gobierno porteño clausuró la construcción de unas canchas de fútbol 5 que los dueños del predio estaban haciendo mientras esperaban la habilitación del complejo para espectáculos. Pero los vecinos de la zona, que quieren que en ese terreno se haga una plaza, denuncian que hubo operarios que siguieron trabajando.

Se trata de la manzana de Jujuy, Belgrano, Catamarca y Moreno. Según fuentes del Gobierno porteño, la construcción de las canchitas no tenía los papeles en regla. “Supimos que la AGC volvió a clausurar la obra la semana pasada, pero varios vecinos pasaron y vieron máquinas trabajando, por lo que hicimos la denuncia en la comisaría. Les hicieron una contravención por violar la clausura y conseguimos que dejaran de trabajar”, aseguró Alberto Aguilera, uno de los vecinos que reclama la plaza.

El conflicto comenzó hace un año, cuando se conoció que el grupo Ake Music, que ya venía comprando las propiedades de esa manzana desde 2011, quería construir un microestadio cerrado para 18.000 personas más un hotel, tres subsuelos de estacionamientos y locales comerciales. Según aseguran en la empresa, el estadio estaría completamente isonorizado.

Pero los vecinos se opusieron al proyecto desde el inicio, porque consideran que el flujo de público que movería un complejo semejante sería muy perjudicial para la zona, por el tránsito, el ruido y otras molestias. Además, aseguran que se trata de uno de los barrios con menos espacios verdes de la Ciudad. Por eso, también presentaron un proyecto de ley en la Legislatura porteña para que la manzana sea expropiada y que el Gobierno arme una plaza, un centro cultural y un polideportivo, entre otras instalaciones públicas.
Ese proyecto fue tomado como propio por legisladores del interbloque kirchnerista, partidos de izquierda y otros bloques opositores.

El macrismo, en tanto, todavía no se definió. En cualquier caso, para habilitar el microestadio también debería actuar la Legislatura: actualmente, la manzana en cuestión está zonificada como C3I, lo que permite la construcción de viviendas y locales comerciales, pero no de un emprendimiento tan grande.
Sería un proceso complejo: como se trataría de una modificación del Código de Planeamiento Urbano, habría que sancionar la ley una vez, luego pasar por una audiencia pública finalmente votarla de nuevo.
Hace años que se habla de la necesidad de que Buenos Aires cuente con un estadio cerrado que supere al Luna Park, cuya capacidad máxima es de 11.290 personas.

Pero nunca se concreta. El último intento fue el que involucró al Club Comunicaciones: como la institución estaba quebrada, la Justicia analizó la posibilidad de vender el valioso predio de Agronomía para pagarles a los acreedores. En ese momento hubo ofertas del Sindicato de Camioneros y de un grupo de inversores ligado al empresario Daniel Hadad, quienes entre otras cosas pretendían armar un complejo para espectáculos. Luego la Legislatura sancionó una ley para que el Gobierno comprara el club y se lo devolviera a sus socios, a cambio de quedarse con una parte del terreno para el estadio. Pero finalmente el club no fue vendido y hoy está administrado por sus propios socios.

Tampoco progresó un proyecto que tenía Francisco de Narváez para construir un centro de convenciones en parte del predio de La Rural, en Palermo, que si bien no se trataba de un microestadio sí iba a ser un amplio lugar bajo techo para la organización de eventos.

Hoy el complejo cerrado con más capacidad en la Ciudad (15.510 personas) es el estadio de Parque Roca, pero todavía no se terminó la obra para techarlo, y además su ubicación, en Villa Riachuelo, no lo hace atractivo.

La “arena” de Balvanera tendría unos 10.000 metros cuadrados y costaría unos 120 millones de dólares.
Su capacidad sería para 18.000 personas, unos 2.000 menos que el Madison Square Garden de Nueva York.

once estadio2

Comentarios

Ingresa tu comentario