Buenos Aires, 20/09/2017, edición Nº 1771

Obras para cambiarle la cara al Barrio Chino

El proyecto sobre la calle Arribeños en el barrio de Belgrano incluye la ampliación y el recambio de veredas.

(CABA) El tradicional Barrio Chino de Belgrano lucirá renovado a fin de año. Las obras que se están realizando desde mayo en este centro comercial oriental siguen su marcha y cada vez falta menos para que los vecinos y los miles de peatones que circulan a diario por el lugar disfruten de este típico paseo en mejores condiciones.

Entre los trabajos que lleva adelante el Ministerio de Ambiente y Espacio Público, se destaca la peatonalización de las calles Arribeños y Mendoza. Así, la zona dejará de estar colmada de autos estacionados que pelean a veces hasta por un espacio en las ochavas, de modo que la prioridad pasarán a tenerla los peatones.

barrio chino 2

Los trabajos incluyen la ampliación y el recambio de la vereda de Arribeños entre Juramento y Olazábal, y la nivelación con la calzada, con el fin de mejorar la circulación de los que caminen por el lugar, tal como se hizo en el microcentro porteño. Además, el asfalto se está reemplazando por un pavimento de adoquines intertrabados que limita la velocidad de los vehículos que transitan por allí. A su vez, está siendo intervenida la calle Mendoza entre las vías del tren y Montañeses y se colocaron las rejillas para el desagüe de la arteria.

Eso no es todo. También se están unificando las baldosas de todas las cuadras e instalando bolardos (postes de pequeña altura, fabricados en piedra o en metal, que se anclan al suelo) para impedir el paso o el aparcamiento de los vehículos. Asimismo, se cambiarán las luminarias actuales por luces LED y se plantarán 36 árboles.

En las últimas dos décadas, esta zona del Bajo Belgrano se convirtió en un polo turístico por su variada oferta de comercios, restaurantes y templos orientales. El objetivo es preservar su valor cultural y revalorizar la actividad comercial.

Comentarios

Ingresa tu comentario