Buenos Aires, 20/11/2017, edición Nº 1832

Obesidad: el hombre y la industria destruyen el cuerpo

El reconocido psicoterapeuta Máximo Ravenna destaca otra de las causas del crecimiento de la obesidad a nivel mundial. “Estos alimentos nos hacen sentir culpables y rompen nuestra fuerza de voluntad, porque estimulan los centros cerebrales” El Dr. Máximo Ravenna considera que hay alimentos que nos dominan sin quererlo porque la manipulación productiva de muchas comidas las convierte en adictivas logrando que sus propiedades gustativas “no nos dejen parar de comer”....

El reconocido psicoterapeuta Máximo Ravenna destaca otra de las causas del crecimiento de la obesidad a nivel mundial. “Estos alimentos nos hacen sentir culpables y rompen nuestra fuerza de voluntad, porque estimulan los centros cerebrales”

El Dr. Máximo Ravenna considera que hay alimentos que nos dominan sin quererlo porque la manipulación productiva de muchas comidas las convierte en adictivas logrando que sus propiedades gustativas “no nos dejen parar de comer”.

Trazando un paralelismo con otros recursos vitales, la ambición gastronómica tiende a destruir los cuerpos así como las investigaciones científicas lo hacen con el medio ambiente. Esto ocurre sobretodo con los carbohidratos, los quesos y las comidas rápidas en donde la mano del hombre interviene para modificar negativamente los hábitos alimentarios.

De este modo, el reconocido psicoterapeuta destaca otra de las causas del crecimiento de la obesidad a nivel mundial. “Estos alimentos nos hacen sentir culpables y rompen nuestra fuerza de voluntad, porque estimulan los centros cerebrales” explicó Ravenna, y agregó “contienen sustancias químicas capaces de producir diferentes sensaciones de placer y bienestar, por eso somos más sensibles a las tentaciones cuando tenemos un mal día, mucho estrés o estamos bajos de moral”.

Sobre este precepto es que el destacado médico especialista en trastornos alimenticios refuerza sus consideraciones acerca de que la “la obesidad es una enfermedad neurológica” y que “es la más inocente de las drogas”.

Así, Ravenna trata de concientizar acerca de la importancia del corte definitivo, de la negación a los famosos “permitidos” que no hacen más que crear registros nostálgicos de conductas desvirtuadas, y de lo fundamental que es la mentalidad del paciente y su propia convicción para recuperar su aspecto físico.

“De este modo se pueden enfrentar las tentaciones y desarmar a aquéllos que buscan ganar dinero a costa de la degradación ajena y de las causas, a veces fatales, que conllevan” sentenció el creador del método de adelgazamiento más eficaz”.

Comentarios

Ingresa tu comentario