Buenos Aires, 20/11/2017, edición Nº 1832

Núñez: buscan convertir parte del predio del Tiro Federal en un Parque de la Innovación

En los pasillos de la Legislatura ya lo bautizaron "el Tecnópolis PRO" y aseguran que incluye un proyecto de desarrollo inmobiliario privado.

Por Gustavo Sarmiento

(CABA) Inmersos en una oleada de proyectos presentados por el Ejecutivo porteño para deshacerse de tierras públicas, como el Autódromo, el Buenos Aires Design y el predio El Dorrego, los diputados porteños debaten un texto que busca convertir en ley el desalojo de gran parte del predio del Tiro Federal, en el barrio de Núñez, para destinarlo en parte a un llamado “Parque de la Innovación“, que en los pasillos de la Legislatura ya bautizaron “el Tecnópolis PRO” y que en la realidad incluye un polémico proyecto de desarrollo inmobiliario privado.

Fundado en junio de 1872, el Tiro Federal utiliza desde hace casi un siglo los actuales terrenos del Parque Tres de Febrero, que desde 1913 ya perdió un 80% de su superficie verde original. Sin embargo, desde hace 26 años, el predio tiene la concesión vencida. “Le asiste a la Comuna el derecho a utilizar la totalidad o parte del predio municipal”, sostenía el 13 de abril 1989 el Decreto Nº 1247, firmado por el entonces intendente Facundo Suárez Lastra. Los años pasaron y todo siguió igual. Hasta el proyecto de ley presentado el último miércoles 26 de agosto, que crea el Parque de la Innovación, delimitado por las avenidas Lugones, Udaondo y Del Libertador.

La iniciativa lleva como título “Promoción de la generación, atracción y desarrollo de la innovación, el conocimiento y el talento de la Ciudad de Buenos Aires”. Y los objetivos del parque no parecen ser menos pretenciosos: impulsar, fomentar y consolidar la generación y aprovechamiento social de los conocimientos; promover “la radicación en el Parque de personas humanas y jurídicas, y los empresarios individuales, agrupados por contratos de colaboración empresaria, con la finalidad de generar un ambiente propicio para potenciar” el objetivo que da título al proyecto. Menciona que quienes se instalen deben dedicarse “en forma principal” a actividades “de enseñanza superior no universitaria y universitaria; investigación y/o desarrollo experimental; emprendedorismo y servicios de asesoría para emprendedorismo; servicios de apoyo a la educación y la investigación”. Todo con un “fuerte contenido de innovación y creatividad”, para “el desarrollo de nuevas ideas”.

El proyecto va más allá del talento, y supone la venta de espacio público para un desarrollo inmobiliario privado. La metodología decidida fue subdividir el actual predio del Tiro Federal. La zona A, que da a avenida Del Libertador, consta de unos 15.560 m2 que serán destinados a un uso “residencial general de densidad alta”, de tipología edilicia “libre”. Con lo obtenido por esa venta se financiaría el parque, que tendrá 120.066 m2. La zona B, de 32.038 m2, continuará concesionada al Tiro Federal, con permiso de uso precario y gratuito, por 30 años. Desde esa entidad indicaron a Tiempo que están al tanto del proyecto y que lo debatirán entre todos sus representantes en la reunión de Comisión. El desalojo de las zonas A y C ocurrirá en el plazo de seis meses desde que la norma se publique en el Boletín Oficial.

La iniciativa es del Ministerio de Desarrollo Económico, a cargo de Francisco Cabrera. El manejo del parque y su “Fondo de la Innovación y el Conocimiento” estará a cargo de una sociedad a conformar: el Parque de la Innovación Sociedad del Estado (PISE), con al menos un 51% de su capital social a cargo de la Ciudad. El PISE deberá “diseñar un plan integral de generación, atracción y evolución de conocimiento y talento”, entre otras actividades, aunque no menciona plazos ni formas para que se efectivice esa ansiada evolución del conocimiento. Sí especifica que en al menos 120 mil m2 deberán instalarse establecimientos educativos, de investigación (con o sin laboratorios), de emprendedorismo (“aceleradoras, incubadoras y proveedores de espacios colaborativos de trabajo para emprendedores”), de servicios públicos, cultura y esparcimiento (“centros de eventos, auditorio, museos y biblioteca”); además de residencias para estudiantes de universidades o de centros académicos de investigación y desarrollo, centros de formación profesional e institutos de enseñanza.

Para todo esto, la ley obliga a un cambio del Código de Planeamiento Urbano, y desafectar la actual zonificación “E4-10-Tiro Federal”. Eso implica una aprobación de doble lectura (audiencia pública incluida), con mayoría especial de dos tercios, para lo que el PRO ya discute con los bloques de ECO y el FPV, en un contexto de otras negociaciones: la de renovación de cargos de organismos externos, como la Auditoría, las defensorías o el Consejo de la Magistratura.

Concesiones que deberían volver al Parque Tres de Febrero

El Parque de la Innovación deberá tener un mínimo del 40% destinado a espacio verde. Originalmente todo ese terreno fue parte del Parque Tres de Febrero, que en 1913 tenía un 88% de superficie verde, y que hoy, entre concesiones y venta de terrenos, no supera el 20 por ciento. El arquitecto Osvaldo Guerrica Echeverría, presidente de la Asociación de Amigos del Lago de Palermo, apuntó a que las actuales tierras del Tiro Federal “formen parte del Parque Tres de Febrero, como era originalmente”. Fueron tierras que la propia Municipalidad porteña compró un siglo atrás para ampliar el Parque, que llegaba hasta la General Paz.

El último plan de ampliación de espacios verdes del mayor pulmón que tiene la Ciudad data de 1930, cuando Carlos Thays II propuso crear zonas verdes e incluso el balneario de Núñez, donde luego, con el primer peronismo, se construyeron piletas. Sobre el proyecto del Parque de la Innovación, sostuvo: “Es una escuela de negocios al mejor estilo anglosajón. Está en consonancia con la venta del Autódromo, de El Dorrego y el BA Design, lo que busca en realidad es privatizar tierras públicas para darles usos comerciales y privados, y en esta zona contribuirá además a la densificación de la edificación”.

Fuente: Tiempo Argentino

Comentarios

Ingresa tu comentario