Buenos Aires, 22/09/2017, edición Nº 1773

Hay nuevos carteles en la Ciudad pero pasan desapercibidos

Cada vez hay más señales que indican la cercanía de sitios destacados o cómo combinar transportes; por la polución visual y el uso de tecnologías, el sistema no se aprovecha

(CABA) Diez días después de la colocación de estos nuevos nomencladores, aún eran muchos los vecinos del barrio que no habían reparado en la novedad. La alta polución visual registrada en la zona por la profusión de carteles comerciales de todos los tamaños, formas y colores atenta contra una buena visibilidad.

El recambio de estas señales se inscribe en una iniciativa que desarrolla la Secretaría de Transporte de la ciudad, junto con otras áreas del gobierno: “Ciudad legible”. Hoy, todavía resulta difícil guiarse para recorrer la ciudad, ya sea a pie, en bicicleta o en transporte público, debido a deficiencias en la señalización urbana. Según coincidieron especialistas consultados, el sistema aún necesita ser ajustado para funcionar de un modo integral que facilite la orientación de los usuarios.

Con el fin de revertir los inconvenientes y optimizar el desplazamiento por Buenos Aires, el proyecto busca por un lado facilitar combinaciones entre diferentes medios de movilidad: tren, subte, colectivo, metrobús, taxi y bicicleta. Así, por ejemplo, en toda la red de subte se renovó la cartelería y se instalaron planos que explican con gran detalle las conexiones posibles, como la lista completa de las líneas de colectivos que pasan por los alrededores y la ubicación de sus paradas.

2257457w640

Por otro lado, se pretende fomentar una exploración más intensiva de la Capital, para lo que se crearon “direccionadores”, que indican la distancia hasta los centros de interés más cercanos. Por ejemplo, en Juramento y 11 de Septiembre, en Belgrano, uno señala que la intersección de Cabildo y Juramento se encuentra a dos minutos de marcha a pie, y que allí es posible tomar la línea D del subte y colectivos.

“Buscamos que caminar la ciudad no sea una actividad limitada a los turistas”, explicó Juan José Méndez, secretario de Transporte porteño. Agregó que, con la incorporación de señalética con lenguaje universal o inclusive bilingüe, como la del Barrio Chino, los polos de interés resultan más accesibles. NT

Comentarios

Ingresa tu comentario