Buenos Aires, 15/12/2017, edición Nº 1857

Luces que recrea los efectos de la luz del sol, podrían ser usados en el subte

Este mecanismo replica el modo en que las partículas de luz atraviesan la atmósfera y se difuminan sobre una superficie

(CABA) En algunos países nórdicos, como Suecia, sus habitantes tienen que consumir vitamina D para sustituir la que su cuerpo no genera por no contar con la suficiente radiación solar durante buena parte del año.

La salud es uno de los motivos por los cuales la luz natural es tan valorada en las viviendas, además, desde luego, de los beneficios que trae en cuanto al ahorro energético. Esta necesidad de luz solar ha limitado el diseño de los edificios, cuya orientación y forma se definen según su ubicación en relación al sol. También en base a esto se definen los tamaños y formas de las aberturas y los materiales.

Sin embargo, la compañía italiana CoeLux promete eliminar esta restricción en el diseño con su último desarrollo: un sistema que “hace creer” tanto a seres humanos como a computadoras y cámaras que en un espacio herméticamente cerrado, es posible percibir la luz del sol.

Este mecanismo replica el modo en que las partículas de luz atraviesan la atmósfera y se difuminan sobre una superficie. La fuente de iluminación es un proyector de LED que emite luz blanca en un espectro que imita los rayos del sol, mientras que un sofisticado sistema óptico recrea la sensación de distancia entre el cielo y el sol. El responsable de este producto es el profesor Paolo Di Trapani de la Universidad de Insubria, quien tardó 10 años en desarrollarlo. Sobre su invento, Di Trapani destaca: “El resultado es un efecto que brinda las mismas cualidades que pasar un rato al sol, desde el color y la saturación hasta la calidad de la luz percibida”.

LUZ-ARTIFICIAL_CLAIMA20160210_0262_39

El sistema podría aplicarse en túneles, como el subte, o en edificios en donde la luz natural en época invernal es muy escasa. También en edificios de sanidad como hospitales y geriátricos, especialmente para aquellas personas que necesitan sentir el sol pero que tienen dificultades para movilizarse hasta un espacio abierto.

LUZ-ARTIFICIAL_CLAIMA20160210_0261_39

Actualmente, el sistema ofrece tres tipos de configuraciones: mediterráneo, tropical y nórdico, todos ellos diferenciados según el nivel de balances, sombras, graduaciones de color y contrastes; y el costo asciende hasta decenas de miles de dólares. NT

Comentarios

Ingresa tu comentario